Bifurcaciones

 Estimados, hace aproximadamente un año os expuse a través de un “emilio” mis reflexiones mas sinceras como simple ejercicio para la autorreflexión sobre el curso de la vida y al mismo tiempo quitarme el “gusanito” que siempre corroe. Desde entonces varias cosas han sucedido en la vida de cada uno que en mayor o menor medida han repercutido en nuestra personalidad. Decisiones, experiencias y reflexiones con los nuestros nos han hecho separarnos de algunos y acercarnos a otros y todo ello con el fin de definirse cada uno como persona y a ser posible buscar esa cosa llamada “Felicidad”. Me explico; vamos creciendo -yo ya tengo 22- y cada cual intenta perfilar su personalidad, agarrarse a  valores que cada uno crea como fundamentales para sentir una seguridad y no llegar a sentirse un extranjero de este mundo como el personaje de Albert Camus. Esto puede llegar a producir una sensación angustiosa. Cada uno, a su estilo intenta amoldarse a la sociedad como mejor le convenga sin olvidar la familia y los amigos, ya que si no, uno no tendría gasolina para seguir funcionando.Sin embargo creo que las raíces siguen intactas y pienso que lo seguirán siendo hasta que cada uno no tenga nada mas que decir en esta vida, por esa razón soy mis amigos y confío en  que lo seguiréis siendo. Gracias a la infancia en Bruselas pudimos abrir los ojos y darnos cuentas de que existen otros países aparte de España evitando así la mentalidad cateta del español medio y el encuentro con gente en una posición similar a la nuestra,  hizo sentirnos mas solidarios con una sensibilidad que nos convierte en especie rara en peligro de extinción, al mismo tiempo nos a costado mas encontar una vía de identificación. Por eso no olvidéis nunca que todas estas experiencias vividas tienen un valor incalculable.

Y menos mal que somos de la generación de los 80, la de la movida, la de Almodóvar y Los Electroduendes, la de Verano Azul y Teresa Rabal, Espinete y Don Pim Pom, la de los Payasos, el Libertinaje… ya que  por esa época se le daba mas importancia a las relaciones humanas y los niños sabían pasárselo bien pero de verdad. Hoy en día las cosas algo han cambiado…

Gracias a la educación recibida (¡abracemos a nuestra madre!), diversas experiencias, escollos en el camino que hemos intentado superar, y momentos de gran satisfacción personal, hemos podido inflarnos los cojones y coger fuerzas para poder sobrevivir en esta jungla de asfalto. Ahora bien llega un momento en que las vidas del gremio llegan a bifurcarse y cada uno decide emprender su propio viaje que lo pueda guiar hacia el sendero de la satisfacción personal. Es entonces cuando empieza la búsqueda de la Felicidad o de algo que se le parezca. No me parece oportuno empezar a debatir “¿Qué es la Felicidad?” , que cada uno saque su opinión a relucir, pero supongo tener claro que todos necesitamos sentirnos felices, en algunas ocasiones, para sentir que ¡¡¡vivimos!!!

Alguno ha experimentado amargas experiencias con chicas no correspondidas, al mismo tiempo que su sueño se veía realizado, otros han desaparecido en combate dando alguna que otra vez señal de vida en vano, también los hay que han pensado demasiado con la polla y poco con la cabeza, no olvidemos a los que se les ha descubierto su lado mas agresivo y la sensibilidad mas profunda. Otros han salido del bache después de la tormenta, también los hay que poco a poco… Y a todos nos han podido llegar a putear bastante -y lo que nos queda-. Algunos hemos tenido una vida mas rutinaria, otros una vida mas ajetreada…

En el año 1996 “Uno de los nuestros” (gracias Martin), marchó a su tierra catalana por diferentes motivos que no vienen a cuento relatar. Su presencia se echó en falta pero pronto se vio recompensada al comprobar que el contacto seguía siendo cosa de dos, tres o los que hiciera falta. Hoy día nuestro infatigable trotamundos nos ha vuelto a decir adiós y ya se encuentra en el inicio de su periplo por las Américas. No hace falta decir que se le echará de menos, lo único que se le pide es que se cuide y que a veces no sea tan cabezón. Que piense que tiene una mamá y amigos que le quieren y le apoyan en sus decisiones, aunque no estén de acuerdo con él. Y que sepa quién es y lo que vale.

Poco más tengo que decir. Que cada uno interprete este largo “rollito” como mejor le parezca lo único que os agradezco es que me hayáis leído con algo de paciencia.

Muchas suerte en vuestra aventura personal.

Y Albert, ¡que la fuerza Goonie te acompañe!

“Stanley y Livingstone eran un par de idiotas que necesitaron internarse en el África Negra para encontrar mundos misteriosos y desconocidos, cuando al lado de su casa, en sus vecinos en la gente que se les cruzaba por la calle o se asentaba en los bares, había mundos mas complejos, extraños y apasionantes pidiendo ser explorados, esperando que alguien se atreviera a emprender el safari de la percepción y saber compartida su soledad.”

Adolfo Aristarain.

Continuará……….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s