COLLATERAL

collateral_michael_mann__414281.jpgPromocionada como la primera película en dónde el archi poderoso actor y productor norteamericano Tom Cruise asume un rol de malvado, nos llega esta cinta de suspense y acción que tiene la particularidad de transcurrir durante una sola noche en la ciudad de Los Angeles. Los distribuidores de esta película habrán olvidado conscientemente la interpretación de Cruise como el vampiro cruel y sanguinario que encarnó hace 10 años en la notable película de Neil Jordan, Entrevista con el vampiro (1994).

Como casi todo el cine comercial que nos llega de la industria norteamericana, desde el mero reclamo publicitario hasta el final predecible del filme, Collateral se convierte en un producto más, donde el único objetivo consiste en superar cifras de recaudación en la taquilla. Los dos únicos argumentos que ayudan a que la película se mantenga a flote sin ser una mediocridad, la componen su estrella principal y su realizador, Michael Mann. Tom Cruise demuestra que sabe seleccionar sus trabajos con cierta profesionalidad y arriesgarse en un papel nada convencional, dónde los guionistas asumen cada vez menos riesgos a la hora de crear malvados de la gran pantalla. Cruise ejerce con total convicción el rol de Vincent, impecable y frío asesino que tiene por misión eliminar a cinco testigos clave para desmantelar una red de narcotraficantes. Para ello rapta a un taxista, interpretado por Jamie Foxx, para que le acompañe en su cacería nocturna. La presencia de este sólido actor afroamericano, es el gancho comercial de los productores norteamericanos para que espectadores de color, tengan otro referente cinematográfico que siga la línea de otras estrellas del celuloide como Denzel Washington o del rapero Will Smith. Por cierto, comentar que Foxx puede añadirse a la reducida lista de nominados de raza negra para la próxima gala de los Oscars, ya que apunta una soberbia interpretación como Ray Charles.

Por otro lado, Michael Mann, al que le debemos aquella nostálgica serie de TV de los años 80 Miami Vice y que ha ido confirmándose como uno de los realizadores estadounidenses mas sólidos del cine de acción desde Heat (1995), vuelve a mostrarnos su habilidad en la puesta en escena y su capacidad visual, para recrear una historia trepidante a partir de un guión con una estructura convencional. A destacar esas tomas aéreas de la ciudad nocturna de Los Angeles, la meticulosa preparación en las escenas de acción en la discoteca, o la tensión que se vive en el club de jazz. Rodada en un 80 % de su metraje en cámara digital, para dar con una original textura de las imágenes con aires de documental, Mann como ya hizo es su anteriores trabajos, asume riesgos en la realización para intentar atraparnos con una historia pretenciosa, hueca e intranscendente. A pesar de los intentos del realizador y sus actores, en vendernos una historia fuera de lo común, la película no tarda en dejar paso a la evidencia de que nos encontramos ante un film americano y todo lo que ello conlleva.

Al igual que las películas pre fabricadas por los grandes estudios, Collateral se deja ver si pasamos por alto los tópicos cinematográficos, que en ocasiones pueden llegar a irritar al espectador, ansioso de que le vendan algo nuevo. Los diálogos que mantienen los dos protagonistas en el interior del taxi reflexiones sobre el exceso de violencia en nuestra sociedad y la fugacidad de los momentos importantes de la vida, rozan lo ridículo. El final, donde el héroe accidental sale airoso de la aventura salvando a la chica, después de haber eliminado al malo de la película, resulta demasiado grotesco y evidente. No podemos dejar pasar por alto, la pequeña aparición de nuestra estrella nacional Javier Bardem, interpretando a un contacto de narcotraficantes. Una grata sorpresa que nos otorga otra cara más del polifacético actor español. Al igual que la presencia de Jamie Foxx para atraer al público afroamericano, los productores encuentran en el genial actor español la excusa perfecta para acaparar el público latino.

Poco más. Collateral empieza con un argumento muy prometedor, pero se deshincha como un globo por su convencional estructura de las escenas hasta llegar a su flojo desenlace. Gran parte de la trama, que en ocasiones logra mantener la atención del espectador, puede llegar a pecar de tramposa y manipuladora.

El cine hollywoodiense no escarmienta (¿tiene por qué?) y no tiene la más mínima intención de arriesgar a la hora de presentar el planteamiento de sus historias. Pero sus películas dan dinero y para los productores norteamericanos mientras la fórmula obtenga beneficios en las taquillas, la “máquina” no debe parar de funcionar.

T.O.: Collateral Producción: Michael Mann, Julie Richardson, Frank Darabont Rob Fried Dirección: Michael Mann Guión: Stuart Beattie Fotografía: Dion Beebe, Paul Cameron Música: James Nexton Howard Intérpretes: Tom Cruise, Jamie Foxx, Jada Pinket Smith, Mark Ruffalo Duración: 124m. Género: Acción.

Anuncios

Un comentario en “COLLATERAL”

  1. Película de sobremesa, aunque prefiero los Peplum de antaño. Michael Mann guarda el pulso, sabe dar intensidad y carácter a algunos de sus personajes, crear atmósfera de suspense y maneja la cámara con sabiduría. Sin embargo, no hay quien nos lo quite de en medio, sigo pensando que nuestro amigo Tom no es actor, no lo es. Haga lo que haga, ruede con quien ruede, no hay manera, no lo me lo trago. Que se dedique a predicar o plantar rábanos, pero que deje de agobiarnos con sus pequeña presencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s