DANNY THE DOG

danny-the-dog2.jpgLa incorporación de cineastas consagrados en el mundo de Hollywood es un fenómeno que se ha dado con bastante frecuencia estos últimos años. Una de las principales referencias es Luc Besson, que realizó su incursión en el cine norteamericano con la notable película de acción El profesional con un reparto internacional protagonizado por Jean Reno, Natalie Portman y Gary Oldman. Diez años más tarde, el cineasta convertido en productor, tiende la mano a compatriotas para invitarles a dirigir nuevos largometrajes indagando en el cine de acción como es el caso de Danny the Dog realizado por Louis Leterrier, su segundo trabajo después de The Transporter, también financiado por la productora del cineasta galo. Al igual que sus films precedentes, Besson vuelve a contar con un reparto internacional donde destaca el reciente ganador del oscar, el actor afro americano Morgan Freeman. En el otro lado encontramos a la estrella mediática del cine asiático, Jet Li, quién encarna al educado y obediente Danny amaestrado desde su niñez como un perro de ataque por Bart el mafioso líder de una banda (estupendo Bob Hoskins). Apartado del mundo, Danny no tiene otra elección que aceptar su existencia de bestia, hasta que un día conoce por casualidad a Sam (Morgan Freeman), un ciego que se gana la vida como afinador de pianos y que junto a su sobrina Victoria con la que vive, acogerán al solitario Danny y le enseñarán un nuevo concepto de la vida totalmente desconocido para él. Las comparaciones con El profesional no son gratuitas; Luc Besson vuelve a insistir en las relaciones humanas en particular entre el asesino que hurga en su pasado para comprender su existencia. El asesino con sentimientos y cierta sensibilidad. Premisa suficiente para combinar géneros bien diferentes entre sí como el cine de acción y las artes marciales con el melodrama humano. La música como siempre desempeña una función importante creando un paralelismo en el argumento de la historia escuchamos los temas del poderoso grupo Massive Attack y por otro lado las óperas de Mozart. Luc Besson vuelve a dar en el clavo y nos presenta un film alejado de los convencionalismos de las películas de Hollywood apoyado en gran parte por el excelente trabajo del trío protagonista. El papel de Jet Li parece echo a su medida interpretando a Danny, un personaje introvertido y sensible con una odio latente. Bob Hoskins demuestra porque es uno de los actores británicos de los últimos años en un papel duro y detestable y Morgan Freeman… poco cabe añadir del Sr Freeman, actor excelente que hace suyo cualquier papel que se le presente.

En definitiva una película de puro entretenimiento visual que abre nuevas fronteras en el complicado mercado europeo para films de acción.

Francia, Estados Unidos, 2004; Producción: Luc Besson Dirección: Louis Leterrier Guión: Luc Besson Fotografía: Pierre Morel Música: Massive Attack Intérpretes: Jet Li, Morgan Freeman, Bob Hoskins Duración: 102m. Género: Acción.

Anuncios

Un comentario en “DANNY THE DOG”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s