CACHÉ

cache.jpgMichael Haneke vuelve a indagar en las miserias del ser humano y a sacudir las conciencias sociales. 

Gran Premio del Jurado en el último Festival de Cannes, Premio de la Crítica Internacional (FIPRESCI), Premio del Jurado Ecuménico y gran triunfadora en la gala de los Premios del Cine Europeo celebrada en Berlín, avalan la abrumadora calidad de uno de los mejores films del año, donde probablemente su realizador austriaco Michael Haneke (La Pianista, Código Desconocido, Funny Games), consigue su mejor trabajo hasta la fecha.

Film de una intensidad sobrecogedora desde su primer fotograma, Haneke deja claro que posee un talento magistral para el encuadre captando rápidamente la atención del espectador y dejando entrever que su capacidad de manipulación será permanente a lo largo de todo el metraje. Nos adentramos rápidamente en la vida de Georges, periodista literario que recibe cintas de video de filmaciones clandestinas donde le vemos con su familia, al igual que dibujos inquietantes y difíciles de interpretar. En un principio no tiene ni idea de la identidad del autor de los hechos, pero poco a poco el contenido de los videos se convierte en algo más personal, lo que deja suponer que su autor conoce a Georges desde hace tiempo. Este último siente que una amenaza pesa sobre él, su mujer Anne y su hijo Pierrot, pero como ésta amenaza no es explícita, la policía no encuentra indicios suficientes para ayudarle.

Daniel Auteuil y Juliette Binoche se ponen en manos de Haneke, interpretando a esta pareja que vive un descenso a los infiernos a través del deterioro que produce el secretismo y la incomunicación entre los miembros de la familia. El actor francés Daniel Auteuil, consigue una muy acertada interpretación en el papel de un hombre cobarde y débil, que muerde cuando se siente atacado y que prefiere vivir en la indiferencia y el olvido del pasado, rehusando aceptar sus responsabilidades.

Al igual que en sus anteriores trabajos, el director austriaco se dirige al espectador de forma directa y clara, sin contemplaciones e intentado ahondar en las pequeñas miserias y angustias del ser humano. Y para ello plantea una serie de interrogantes y reflexiones acerca del problema de cómo gestionar la propia culpabilidad del individuo y su capacidad para responsabilizarse. Pero Caché llega incluso más lejos, hasta convertirse en una metáfora acerca de la falta de responsabilidad del pueblo francés sobre el trato de los argelinos en el pasado colonial y la continua visión que se tiene de los inmigrantes causando una cierta paranoia en la sociedad moderna.

El hipnotismo de las imágenes de Caché, reside en una fría y calculada puesta en escena, un acertado uso del montaje, un magnífico control del ritmo de sus imágenes y una cuidada fotografía que contribuye a la creación de una inquietante atmósfera y una tensión de inminente peligro.

T.O.: Caché
Nacionalidad: Francia, Australia, Alemania, Italia
Duración: 115 min.
Director: Michael Haneke
Intérpretes: Daniel Auteuil, Juliette Binoche, Maurice Bénichou
Produce : Valerio De Paolis, Veit Heiduschka, Michael Weber
Distribución : Golem

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s