INSTINTO BÁSICO 2: ADICCIÓN AL RIESGO

instinto_basico_2_fotograma_5.jpgSharon Stone no podía hacerse esperar más y vuelve a la gran pantalla con el papel que le dio la popularidad internacional y la consagró como uno de los mitos eróticos del cine de los 90.

A pesar de obtener ciertos triunfos de crítica como en el film Casino a las órdenes de Martin Scorsese, donde obtuvo una nominación al Oscar, la actriz norteamericana había sufrido demasiados altibajos en su trayectoria artística, siempre condicionada por el papel que la encumbró a la fama. A su 48 años y decidida a enderezar su carrera, Sharon Stone después de haber participado en el último trabajo del independiente Jim Jarmusch, Flores Rotas, vuelve a protagonizar la secuela que la llevó al éxito demostrando no tener reparos en asumir riesgos e interpretando tórridas escenas de sexo donde demuestra tener un físico envidiable.

Dirigida por el holandés Paul Verhoeven y acompañada por Michael Douglas, Instinto Básico estrenada en 1992, fue un gran éxito de taquilla y un fenómeno de masas, convirtiéndose en España en la película más taquillera del año. Pero la secuela tardaría más de lo previsto en llegar, pasando por diversos problemas de producción y casting, barajándose diversos nombres para dar vida a la pareja protagonista y encontrar al director adecuado (David Cronenberg y John McTiernan fueron serios aspirantes a realizar el film).

Finalmente Sharon Stone sería la única de la primera parte en permanecer en este proyecto a cambio de una suculenta cantidad de dinero, convirtiéndose en la máxima estrella de la cinta. El televisivo actor londinense David Morrisey fue el elegido para interpretar al psicólogo que cae en las redes y sucumbe al terrible encanto de Catherine Tramell y el director escocés Michael Caton-Jones, deseoso de un triunfo en taquilla y al que le debemos títulos como Rob Roy (1995) o Chacal (1997), el encargado de ponerse tras la cámara. Sobresale también la presencia de la actriz francesa Charlotte Rampling (Swimming Pool) y el actor David Thewlis (Reino de los Cielos) como detective que sospecha de la explosiva escritora.

Rodada en su totalidad en emblemáticos escenarios de la capital británica y con un presupuesto de 70 millones de dólares, destaca en la financiación de la película la participación de una productora española, entre otras de corte europea.

Si en la primera parte, la historia transcurre en San Francisco, ésta vez nos trasladamos a Londres donde el psicólogo criminal Dr. Michael Glass (Morrisey) es el encargado de evaluar psicológicamente el estado de la novelista americana Catherine Tramell (Stone). La escritora es relacionada con la muerte misteriosa de un célebre deportista tal como describía en uno de sus relatos y con el que se encontraba en el coche en el momento del accidente. Fascinado por su belleza, el doctor no tarda en sentirse morbosamente atraído por la novelista, viéndose envuelto en un espiral de atracción y deseo transgrediendo poco a poco todos los limites que se ha ido marcando y haciendo caso omiso de los consejos de su vieja amiga Milena (Rampling). Los asesinatos se irán desencadenando y las muertes que se describen en los relatos de la escritora, parecen tener grandes similitudes con la vida real.

T.O.: Basic Instinct 2: Risk Adicction
Nacionalidad: Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania, España
Duración: 110m
Director: Michael Caton-Jones
Intérpretes: Sharon Stone, David Morrisey, Charlotte Rampling
Produce: Mario Kassar, Moritz Borman, Andrew G. Vajna
Distribuye: Araba Films

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s