“Chapis” empieza a abrirse camino

20061129121927-contracuerpo.jpg Mira por donde, esperando ansiosamente el palmarés de la última edición del Festival de Venecia confiando en la posibilidad de que premiasen el último y esperado trabajo de Paul Haggis, In the Valley of Elah, que por cierto acabó yéndose de vacío, y me encuentro con la grata y agradable sorpresa de que el León de Oro al mejor cortometraje recae en Alumbramiento del madrileño Eduardo Chapero-Jackson (no confundir con el trabajo de Víctor Erice de idéntico nombre).

Eduardo había debutado con muy buen pie con su anterior trabajo, Contracuerpo (2005) protagonizada por la cada vez más prolífica Macarena Gómez(La Dama Boba, Para Entrar a Vivir), con el cual ya había obtenido varios reconocimientos en Festivales de prestigio, aparte de estar entre los cinco finalistas al premio Goya y preseleccionado en la carrera por los Oscars. Un trabajo impecablemente bien cuidado a nivel musical, fotografía y montaje y tratando de una forma muy elegante un tema tan espinoso y delicado como el de la anorexia. Os paso link del trailer.

http://es.youtube.com/watch?v=PGFpab4a9Us

A pesar de verse reconocido actualmente por sus últimos trabajos, el nombre de Chapero-Jackson no me era del todo desconocido. Recuerdo hace ya cinco años cuando asistí a la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Santander a un interesante seminario de verano titulado Como se hizo Los Otros, donde se explicaba con todo tipo de detalles los entresijos de una de las mayores producciones de nuestro país. El curso duró tres días, en los cuáles representantes de diversos departamentos de la película explicaban el rol que habían desarrollado en la producción. Entre los presentes se encontraban evidentemente el director Alejandro Amenábar, el director de fotografía Javier Aguirresarobe, Sonia Grande de vestuario, JL Cuerda, entre otros y por parte del departamento de Producción el ya mencionado Eduardo, productor asociado de Sogecine, encargado de explicar al público asistente los pasos que se tuvieron que ir marcando a nivel de producción; localización, logística, equipo técnico, casting, etc… Me llamó la atención el apodo con el que Alejandro le había bautizado; “Chapis”, un nickname cariñoso para el que, según contaba Alejandro, dió con la casa ideal donde acontecería la acción de Los Otros, después de hojear varias guías turísticas de la región de Santander. 

Suponemos que el tiempo y la experiencia en una productora como Sogecine le habrán dado las herramientas necesarias para preparar, madurar y rodar sus ahora, laureados trabajos. El camino del largo es cada vez más corto para Chapero-Jackson, aunque él mismo reconoce que no se obsesiona con ésta idea. Haga lo que haga en el futuro, es un creador a no perder de vista.

Una agradable noticia para nuestro cine que confirma el buen estado de forma del cortometraje español, por lo menos de puertas afuera, después de que Borja Cobeaga y Javier Fesser, hayan sido nominados a los Oscars del pasado año por sus respectivos trabajos Éramos pocos, y Binta y la gran idea. ¿Crisis? ¿Quién dijo crisis?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s