Bardem se lleva el globito dorado

Se veía venir, pero no es hasta que se hace público que no hay nada decidido. Javier Bardem (Las Palmas de Gran Canarias, 1969) logró el Globo de Oro como mejor actor de reparto por su papel de asesino psicópata en No Country for Old Men de los hermanos Coen.

Por lo visto su nombre va a dar mucho que hablar en el 2008; a la espera de su inminente estreno en Amar en Tiempos de Cólera de Mike Newell también tiene pendiente lo nuevo de Woody Allen, Vicky Crisitna Barcelona y preparar sus papeles en Tetro de Coppola y Killing Pablo junto a Christian Bale, probablemente algún otro premio que recoger. El Globito le catapulta directamente a la candidatura de la preciada estatuilla que se dará a conocer el próximo 22 de este mes y cuya celebración a priori tendrá lugar el 24 de Febrero, eso si la huelga de los guionistas no lo impide, claro.

 

Bardem ha sabido elegir sus papeles con paciencia, intuición y sabiduría. Cuando fue nominado al Oscar en el 2000 por Antes que Anochezca, recibió varias ofertas del mercado hollywoodiense, -hasta el mismísimo Spielberg le tendió la mano- pero decidió volver a España para meterse en la piel de un parado gallego en Los Lunes al Sol de Fernando León Aranoa. Posteriormente le volvimos a ver en su primera gran incursión en el mercado norteamericano de forma breve pero notoria en Collateral de Michael Mann.

 

Por lo visto Bardem estaba decidido a no encasillarse en papeles convencionales de latinos o roles secundarios en grandes producciones que no fuesen lo suficientemente interesantes por muchos ceros que le ofrecieran en el cheque.

 

Se lo pensó muy bien antes de meterse en la piel de Ramón Sampedro a las ordenes de Alejandro Amenábar en Mar Adentro y nos brindó una de las mejores interpretaciones que ha dado el cine español en los últimos años. Los Fantasmas de Goya le ofreció una ocasión única para trabajar con el prestigioso Milos Forman, aunque su doble rol de monje inquisidor y revolucionario confundió a la audiencia y a la crítica sufriendo unos de sus primeros traspiés en su carrera. Mientras tanto Bardem ha sabido no perder el norte y ha aprovechado su nombre para embarcarse en la producción de Invisibles, arropado por los directores Win Wenders, Mariano Barroso o Isabel Coixet entre otros. Un documental pretende abrirnos los ojos hacia la miseria que sufren algunas poblaciones en diversas parte del mundo y que por los vistos ciertos medios de comunicación tienden a veces a ocultarnos.

 

Tras protagonizar la adaptación de la novela de G.G. Márquez como Florentino Ariza, acudió a la llamada de los hermanitos Coen que nunca nos dejan indiferentes con obras como Barton Fink, Fargo o The Big Lebowski donde construyen y retratan personajes complejos, intensos y perturbados. Uno de ellos es este, el de Anton Chirugh, que ya ha dejado a los americanos aterrorizados en las butacas. Aquí tendremos que esperar hasta el 8 de Febrero para comprobarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s