Demme se acerca a España como jurado

Me levanto con la sorprendente noticia de que uno de los directores claves de principios de los 90, Jonathan Demme se hace responsable de liderar el jurado del próximo Festival de San Sebastián. De paso aprovecha para presentar su último trabajo Rachel Getting Married protagonizada por Anne Hathaway (Passengers de inminente estreno en España). No está mal el acuerdo: “Voy de presidente de jurado si a cambio me presentáis ésta película…”. Curioso que se haya decantado por este Festival para presentarla en vez de el de Venecia que tiene lugar unas semanas antes. Habrá que verla.

 

Demme empezó a destacar con su trabajo en el melodrama Algo Salvaje (1986) protagonizada por Melanie Griffith y Jeff Daniel y siguió su buena labor con la comedia Casada con Todos (1988), protagonizada por una jovencita Michelle Pfeiffer, pero donde definitivamente se dio a conocer mundialmente fue con la aterradora El Silencio de los Corderos (1991), que aparte de consagrarse como un gran éxito de taquilla y público galardonado con cinco importantes Oscars de la Academia, nos brindó uno de los mejores psicópatas de los últimos años de la mano de a Sir Anthnoy Hopkins,  Clásico absoluto donde los haya, El Silencio de los Corderos es una obra clave dentro de su género que sirvió para sentar cátedra en el thriller de psychokillers y criminales. Por aquella época yo tenía 12 años y recuerdo especialmente el impacto que me causó. La fotografía de Tak Fujimoto y la música de Howard Shore, contribuyeron a aportar un ambiente sombrío y estremecedor.

 

Su siguiente trabajo Philadelphia (1993), me pareció muy solvente y sobre todo me quedo con las enormes interpretaciones de ambos actores: Tom Hanks y Denzel Washington. Y no sé por qué pero el papel de Washington se me quedó más en el recuerdo, quizás por un interpretar a un abogado justiciero cuyas convicciones y estado emocional va evolucionando a lo largo del metraje.

 

 A Demme siempre le he encontrado un realizador muy interesante, le sigo guardando el respeto como director aunque últimamente le vi algo perdidillo con Beloved (1998) remontando posteriormente el vuelo con el remake de El Mensajero del Miedo (2004) .

 

Es curioso, pero su trayectoria me empezaba a recordar un poco a la de Ridley Scott, ya que en su momento el director británico también alcanzó la maestría con Blade Runner (1982) para después perderse con algunos productos comerciales indiferentes. Aunque luego viendo los últimos trabajos de Demme, vemos que éste ha decidido descartarse por una vía un poco menos comercial dirigiendo los documentales sobre Bruce Springsteen y Neil Young.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s