El Caballero Oscuro; gracias Nolan, pero chicos, no es para tanto.

Ya decía yo que se exageraba demasiado al calificar la segunda parte del hombre murciélago como una de la mejores película de todos los tiempos. La verdad es que la crisis no sólo se percibe a nivel económico o en nuestra industria nacional, sino que parece que también en la calidad media de autoexigencia de ciertos espectadores. Y es que como decía el gran Fernando, y no el Fernán Gómez que no digo que no lo sea, pero yo soy de generaciones posteriores, bueno eso, como decía el gran Fernando Trueba: “No es el cine en que está en crisis si no la Humanidad”. ¡Gran frase!

Ya lo he comentado en anteriores reflexiones, si no nos planteamos ser un poquito menos autocomplacientes con los que se nos proyecta en las pantallas, nunca lograremos que lleguen productos interesantes, arriesgados, transcendentales y épicos. No es País para Viejos, La Soledad, La Vida de los Otros, La Graine et le Mulet  ( último film francés ganador del César en su país) son el mejor ejemplo de los sutiles amagos de la repercusión de este nuevo cine que nos hace pensar que todavía hay esperanza… El Caballero Oscuro se acerca un poco más a esta rama de cine hecho con agallas, pero aunque el film no desmerece de todos sus elogios, no creo que sea para tanto.

Detrás hay un gran director, Christopher Nolan, que sabe mover la cámara y como contar una historia de forma relativamente coherente y concisa y eso gracias a un guión sólido y denso escrito a cuatro manos junto con su hermano, pero me da a mí que se han podido dejar en la sala de  montaje alguna que otra escena que podría a lo mejor haber aclarado ciertos momentos del film donde la acción se acelera constantemente.

 

Supongo que de ahí el ritmo trepidante de la cinta. Aunque esto se podría quedar en sólo un detalle. Veremos que nos traen los extras del DVD.
Las escenas de acción están muy bien construidas y poseen la intensidad suficiente como para asombrarnos y mantenernos expectantes. La música como no podía ser de otra manera también contribuye buenamente a ello. Pero es verdad que El Caballero Oscuro no sería únicamente un film de acción o aventuras, sino fuera por la fuerte carga filosófica que desprende. Es un gran acierto en toda regla, pero digamos que el discurso no me resulta especialmente original y de ahí que a lo mejor mi entusiasmo por el film sea comedido.
Me parece muy bien que el personaje de Batman se plantee cuestiones sobre la maldad de los individuos o la moralidad de la sociedad del siglo XXI, preguntas inducidas por un gran Joker por el que siento especial empatía y más tarde por un Harvey Dent, que logra ser lo suficientemente verosímil, más allá del estupendo maquillaje que atesora, pero digamos que hemos visto mil veces este discursito en infinidad de films y en ocasiones argumentados de una forma posiblemente mucho más obsoleta. ¿No os recuerda en ocasiones a los métodos disuasorios del asesino de la saga Saw para enseñarnos el camino del aprecio a la vida?

Y ya centrándome sobre el famoso personaje de El Joker, principal baluarte del descomunal éxito de la película ¡ojo! sobre todo en USA, aquí el retraso de su estreno creo que la ha perjudicado.
No cabe duda de que la aparición de Heath Ledger es realmente significativa ya que se nota que se ha empleado a fondo en su caracterización, pero tampoco habría que desvalorizar la actuación en su momento de un gran Jack Nicholson en el Batman de Burton. Lo siento, pero en este caso me remito a la frase de que la comparaciones son odiosas. Ambos Jokers me resultan atractivos y sugerentes, pero son estilos e  muy  diferentes adecuados cada uno a su época.

 

Estoy de acuerdo en que es una interpretación hipnótica y que posiblemente sea considerado como uno de los mejores villano de la historia del reciente celuloide, por su retrato de psicópata, provocador enfermizo del caos más absoluto. Pero que queréis que os diga, el villano Anton Chirugh, en la piel de Javier Bardem, en No es País para Viejos, me resulta mucho más aterrador y sanguinario, por la simple razón que no se plantea nada más que conseguir su objetivo quitándose de en medio con la mayor frialdad del mundo todo aquel que se le interponga. Joker sugiere reflexiones, propone juegos y hace pensar a la gente. Tampoco hay nada de malo en ello… ¿o si?
Chirugh no le interesa lo más mínimo entrar en vericuetos de este sentido; no se esfuerza lo más mínimo en darse a entender ni que le entiendan, no encuentra justificación a sus actos más que por la vía expeditiva. Miento, es verdad que de vez en cuando le gusta jugar con sus presas tirando una monedita al aire (¿similitudes con el fiscal Harvey?), pero su juego se queda en eso, se queda en un regocijo personal sin que su víctima pueda ni siquiera llegar a sacar nada en claro de esto… como definía Bardem mismo su personaje es la propia personificación del mal. Menos complejo eso sí a mi entender pero mucho más despiadado y terrorífico que el payaso loco. Joker, es verdad, tiene ese punto con el que nos podemos llegar a identificar, ya que sus comentarios acertados acerca de su visión de los parámetros morales en los que se sostiene la sociedad, efectivamente nos pueden llegar a dibujar una pequeña sonrisa.
Lo único que quiero decir con esto es que el personaje del Joker me parece muy acertado, carismático e impactante pero no me llegó a transmitir la violencia, ni enfermad psicopática del asesino de la bombona de gas.

 

De todas formas, The Dark Night es de lo mejorcito que podemos haber visto en los últimos años dentro de lo que se supone cine comercial. Y considero que la expectación tan grande que ha conllevado el film de Nolan es debida al panorama mediocre entre las películas del entertainment que nos han llegado últimamente.

 

 

 

Esperemos que éste sea un punto de inflexión de la industria americana, para que vayan reconsiderando su postura y recuperen la magia del cine a partir de sólidos guiones, interpretaciones trabajadas y sobre todo ilusión por llegar al público. ¿O es muy complicado reunir estos tres elementos?

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s