Tiempo de Revolución

Se acercan tiempos para los revolucionarios;
intensas, maduras interpretaciones de DiCaprio y la Winslet. Como si de una obra de teatro se tratase, la cuidada puesta en escena de Mendes y las sólidas actuaciones del dúo de Titanic me transmitieron dolor, angustia, frustración, nostalgia. Al director de American Beauty, Road to Peridtion y Jarhead le ha bastado una corta filmografía para dejar patente su garra como realizador, adquiriendo para ello un estilo muy particular en sus movimientos de cámara, encuadres y utilización de los colores en cada uno de planos.
Las comparaciones con ciertas películas de Bergman no son desmesuradas. Posiblemente el film de Mendes peque de excesiva distancia a la hora de retratar ciertos aspectos conyugales, pasando por ello de puntillas y sin profundizar en exceso. Pero no olvidemos que nos encontramos antes un film hollywoodiense, en ocasiones pensado por y para norteamericanos donde lo único que les preocupa es arrastrar espectadores a las salas sea como sea. Supongo que muchas parejitas acomodadas que salen de domingo por la tarde se darán de bruces con esta historia dura, realista y conmovedora que por mucho que se desarrolle en los 50, no deja de ser muy actual y acertada. Me gusta que se le zarandee al espectador de esta manera, que se le provoque y se le obligue a plantearse el rumbo de sus vidas, y si para llegar a ese target de público hace falta incluir a un par de estrellas comerciales, pues bienvenido sea. Te has apuntado un buen tanto Mendes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s