NINE: ESPECTÁCULO MUSICAL DE CARTÓN PIEDRA

Parece increíble como un elenco plagado de tantas y variadas estrellas la mayor parte de ellas con una estatuilla dorada bajo el brazo, con un director a  la cabeza de una dilatada experiencia en los musicales y basado en un espectáculo sobradamente conocido en la pasarela de Broadway trasmita tanta frialdad y desinterés durante prácticamente todo su metraje.

Salvando uno o dos los numeritos musicales que se nos presentan carecen de la energía y fuerza emotiva que se les pide a los films de éste género, y da la sensación que falta cohesión argumental durante todo su metraje probablemente debido a un montaje pobre o un guión poco trabajado.
Exceptuando una convincente Fergie con su Be Italian y una sensual Kate Hudson con Cinema Italiano en sus respectivos apariciones, siento que el resto de las elegantes damas no logran desprender la sensualidad y la fuerza dramática que se requiere de sus respectivos roles. Seguimos la crisis creativa de este caótico director de cine, con aburrimiento y previsibilidad, con la cual empatizamos más bien poco de su bache emocional. Seguro que a Daniel Day Lewis no pasará a la historia por este papel, preferimos que se refugie de vez en cuando en su habitat natural y salga de vez en cuando a la palestra para ofrecernos trabajos inconmensurables y potentes. Nuestra Cruz satura con su empeño de hacernos ver que está metida en la piel de una amante carnal y sexy siendo demasiado exagerada en su poses y por lo tanto muy poco convincente. Pasando con una Sofía Loren metida con calzador, que canta y se mueve como mejor puede en el escenario haciendo todo los esfuerzos posibles por disimular su avanzada edad. Judi Dench al igual que Day Lewis es imposible que lo haga mal y la Kidman y Marion Cotillard, ésta metiendo cabeza en la industria hollywoodiense y catapultada al estrellato después de su Oscar por La Vie en Rose, se limitan a cumplir con sus facetas interpretativas y salir lo mejor paradas.
Se percibe casi en cada fotograma un aire poco natural, carente de propia personalidad en cada una de sus interpretaciones, como si les costase a cada uno de ellos creerse su propio papel y se hubiesen limitado a cumplir dignamente con su aparición en pantalla y cobrar de forma justificada sus honorario.

Demasiados elementos artificiales, decorados de exteriores Romanos insulssamente fotografiados, escenarios de interiores insustanciales, producción que tiende a lo rimbombante y desfile de rostros perfectamente maquillados pero que no contribuyen a darle solvencia a una historia que podía haber dado mucho más de sí. Una pena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s