Los espectadores se ponen serios

Los últimos resultados en taquilla de determinados estrenos recientes a ambos lados del Atlántico, me ha llevado a la reflexión de que parece que algo empieza a estimular la mente de los espectadores hartos de secuelas, remakes, adaptaciones de comics, 3D y demás farsas descaradamente comerciales. Al igual que el movimiento 15M, parecer ser que los asiduos a las salas empiezan también a rebelarse y su indignación se ve reflejada en las taquillas.

Tras los estrenos de la temporada veraniega cargada de blockbusters, se ha constatado que la mayoría de los títulos han estado muy debajo de lo esperado tanto para su entusiasmado público como para las distribuidoras ya que salvo excepciones como El Origen del Planeta de los Simios o Super 8 que han resultado ser gratas sorpresas llegando a conciliar crítica y público, la sensación que dejan este tipo de producciones es de auténtica decepción. 

Por consiguiente, títulos que aparentemente podrían pasar desapercibidos parece ser que logran hacerse un hueco en la poblada cartelera, llamando la atención del espectador que busca simplemente que le mantengan entretenido con una historia bien contada, sin necesidad que le tomen a uno el pelo. A lo largo del año hemos sido testigos del notable éxito que han tenido películas sustentadas en atractivas historias o reparto llamativo; El Discurso del Rey, Cisne Negro (Black Swan), Valor de Ley, Un Cuento Chino, Insidious, Pequeñas Mentiras sin Importancia son ejemplos de títulos que han sorprendido por sus excelentes e inesperados resultados en la taquilla española al no tratarse de adaptaciones de comic, secuela, ni tener la dichosa marca 3D. 

Me viene también a la cabeza la última de Woody Allen y su notable Midnight in Paris, que ha supuesto el título más taquillero de Allen en su país de origen. Y aquí, dónde siempre es querido y esperado, se ha convertido en uno de sus títulos de mayor recaudación, manteniéndose semana tras semana entre lo más visto.

El caso de la película The Help, que se estrena próximamente en nuestro país con el título Criadas y Señoras, es también significativo. Un melodrama racial ambientado en el Mississippi de los años 60 se ha convertido en el éxito sorpresa del verano en USA habiendo recaudado hasta la fecha 150 millones de dólares, cifra inesperada teniendo en cuenta el género de película y el público al que va destinado.

Caso muy similar ha sido el estreno de La Deuda (The Debt) que también precedida por un importante éxito en USA, debutó en nuestro país como líder en taquilla. El thriller de espionaje con Helen Mirren, San Worthington y Jessica Chastain, sin ser necesariamente estrellas aunque los dos últimos actores van en alza, cuenta a través de diferentes líneas narrativas la misión encomendada de miembros de la Mossad en dar caza a un criminal de guerra del partido nazi. Un argumento netamente destinado a un público adulto y aunque se trate de un remake de una película israelí (Ha-hov), este dato resulta anecdótico de cara a la carrera comercial del film ya que la película original es prácticamente desconocida para el gran público.

Se acaba de estrenar El Árbol de la Vida en nuestro país, la nueva obra del alabado y respetado Terrence Malick. Un film preciosista, lírico, poético, una oda al ser humano y a su existencia, un tipo de película para mentes abiertas que buscan nuevas experiencias en una sala de cine. En definitiva un tipo de film no apto para todo clase de público, pero que sorprendentemente se ha encaramado al número uno de la taquilla en nuestro país siendo el más visto del fin de semana. Vale que cuenta con el trabajo de dos grandes estrellas como son Brad Pitt y Sean Penn, pero hay que recordar que sendos actores no siempre han significado garantías de cara a la taquilla cuando se han atrevido a involucrarse en proyectos arriesgados; El Asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford, un western crepuscular y contemplativo que a pesar de contar con Pitt no llegó a conectar con el público o títulos como Caza a la Espía (Fair Game) o Mi nombre es Harvey Milk protagonizados por Penn que lograron discretos resultados en taquilla. Parece que el nombre no siempre lo es todo.

Otro caso que me llama la atención por el tipo de película y las expectativas que está generando antes de su estreno en España es Tinker, Taylor, Solider, Spy (El Topo) de Tomas Alfredson. Entre los usuarios de forums y blogs de cine la película se espera con impaciencia generando varios comentarios en base a su espectacular avance, carteles promocionales y elenco interpretativo. La adaptación de la novela de John LeCarré, gira en torno a los entresijos de espionaje en la cúpula del servicio de inteligencia británico en plena guerra fría. Una trama atractiva labrada a partir de un aparentemente sólido guión y un reparto británico de primer nivel, pero que aún así está haciendo bastante más ruido de lo esperado. Ya veremos como es recibido este film cuando se estrene a finales del mes de diciembre en España pero viendo las expectativas que ha levantado a esta alturas dudo que el público termine por darle la espalda. En UK , su país de origen donde se acaba de estrenar, el público ya la ha recibido con los brazos abiertos donde el film ha sido un gran éxito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s