Hollywood busca su estrella

Hollywood está a la búsqueda de sus nuevas jóvenes estrellas rentables de antaño que brillaban en el firmamento del “star system”, ¿Dónde están los Brad Pitt, Tom Cruise, Leonardo Di Caprio, Tom Hanks de turno? Aquellos actores que saltaron a la fama entrada la veintena e inicios de la treintena y que se lo rifaban en proyectos de toda índole. Intentos hay varios pero el resultado todavía está por ver.

 Parece ser que ahora la maquinaria no funciona de la misma manera y cuesta cada vez más encontrar jóvenes actores con carisma que te aguanten en cualquier género sin caer en el encasillamiento y justifiquen el pago de una entrada sea cual sea el film en el que se vean involucrados.

 A continuación un repaso a los jóvenes actores norteamericanos del momento cuyos representes y equipo de publicidad trabajan a tope para que sus clientes se mantengan en liza por convertirse en superestrellas del futuro.

Chris Hemsworth (1983)

Thor tenía que ser su espaldarazo definitivo pero parece que el tibio éxito de la peli de Marvel no ha sido suficiente. Repetirá el papel del dios del trueno en Los Vengadores y en breve le veremos de cazador en una nueva y oscura adaptación de Blancanieves. Si, la del cuento de los hermanos Grimm.

Ryan Gosling (1980)

Empieza a sonar cada vez más fuerte, sobre todo dentro del circuito semi independiente; Blue Valentine, Lars y una Chica de Verdad, El Diario de Noa. Puede que sus próximos estrenos: Drive y Los Idus de Marzo al lado de George Clooney, lo consoliden definitivamente. Al loro, le acaba de fichar Terrence Malick para su nuevo film Lawless. Recordemos que este actor estuvo nominado al Oscar en 2006 por Half Nelson.

 Michael Fassbender (1977)

Al igual que Gosling parece ser que se mueve con soltura entre proyectos arriesgados (Shame, Un Método Peligroso, Haywire) y producciones más comerciales (Centurión, Malditos Bastardos, X Men: Primera Generación). Empieza a ser el nuevo actor de moda pero todavía parece que no resulta suficientemente conocido para cargar con el peso de una película. Ha sido el nuevo fichaje de Ridley Scott para Prometheus y para la nueva producción de Brad Pitt.

 Ryan Reynolds (1976)

Parece que no acaba de despegar como estrella. El fracaso de Green Lantern le impidió catapultarse como se esperaba. Debería volver a proyectos más arriesgados como el de Buried (Enterrado) que tan buenas críticas le propició o se diluirá en comedietas románticas intrascendentes (La Proposición, El Cambiazo) y adaptaciones de superhéroes (X Men Orígenes: Lobezno).

  Shia LaBeouf (1986)

Apadrinado por Spielberg quién le llevó a protagonizar la saga Transformers y le convirtió en el hijo de Indiana Jones, parece ser que su estrella se ha apagado demasiado pronto o nunca se ha encendido de verdad. Entre tanto torbellino de superproducción supongo que el chaval querrá tomarse un respiro y centrarse. A tenor del repartazo de los dos solventes proyectos que prepara: The Wettest County in the World (compartiendo planos con Gary Oldman, Tom Hardy y Jessica Chastain) The Company you Keep (dirigido por Robert Redford) parece ser que empieza a cambiar de rumbo y quiere tomarse su carrera en serio.

  Sam Worthington (1976)

Desde que James Cameron eligió a este joven australiano para que protagonizará la superproducción que revolución el cine Avatar, Worthington ha intentado no encasillarse compaginando proyectos ambiciosos en producción e historias de calidad: Terminator Salvation, Furia de Titanes, La Deuda, y tiene pendiente: Texas Killing Fields y Man On a Ledge  Aún así este actor de rostro inexpresivo no acaba de cuajar entre la audiencia como la “maquinaria” espera de él. 

Jake Gyllenhaal (1980)

Los cinéfilos no le olvidan en su papel de Donnie Darko, al poco tiempo salta a la fama como vaquero gay en Brokeback Mountain, para luego ir encadenando proyectos ambiciosos como Jarhead, Zodiac o Brothers. Intentó utilizar como catapulta al estrellato Prince of Persia: Las Arenas del Desierto, pero la cinta no colmó las expectativas de sus productores. Intenta recuperar su popularidad con trabajos como el interesante thriller de ciencia ficción Código Fuente y la romántica Amor y Otras Drogas.

 James McAvoy (1979)

Protagoniza el nuevo y esperado film de Danny Boyle. Empezó a llamar la atención con El Último Rey de Escocia y Expiación. Ha saboreado el éxito en superproducciones como Wanted – Se busca, X Men: Primera Generación y ha trabajado a las órdenes de Robert Redford en La Conspiración. Carismático y versátil, su fuerza interpretativa recuerda a los inicios de Edward Norton.

 Henry Cavill  (1983)

Hablando de Superman aquí tenemos al nuevo actor que dará vida al superhéroe más famoso de la historia, después del insípido Brandon Routh. Le hemos visto hace poco en la superproducción Immortals (con un estilo visual muy parecido al de 300) y protagoniza la producción USA rodada en España, The Light Cold of Day junto a Bruce Willis y Sigourney Weaver. 

 
Tom Hardy (1977)

Actor disparado como un tiro a comerse Hollywood después de que Christopher Nolan le incluyera en el reparto de Inception. Nolan le ha vuelto a fichar como villano en la esperada tercera entrega de Batman El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace y se le van acumulando proyectos jugosos en la agenda: El Topo, Warrior, This Means War, The Wettest County in the World

 Bradley Cooper (1975)

Aunque ya algo más mayor que sus compañeros de la lista, acaba de ser nombrado el hombre más sexy del año por la revista People. Sus agentes piensan que esto le puede ayudar a lanzarle al estrellato. Juguetea con la comedia gamberra (Resacón en las Vegas), la comedia romántica (Historia de San Valentín), el cine de acción (El Equipo A) y el thriller (Limitless). Tiene una agenda cargada de proyectos interesantes donde el más inmediato es The Words.

 Tampoco me quiero dejar en el tintero los siguiente nombres:

 Justin Timberlake (1981)

De cantante de pop del grupo NSYNC a actor de una peli de David Fincher. Quien lo hubiera dicho hace unos años. Bordó su papel en La Red Social, pero tropezó en taquilla con la interesante In Time de Andrew Niccol (director de Gattaca y guionista de El Show de Truman).

 James Franco (1978)

Reciente nominación al Oscar por su gran interpretación en 127 Horas para luego pasarse al blockbuster El Origen del Planeta de los Simios, uno de los pocos éxitos veraniegos que puso de acuerdo a taquilla y critica. Aunque a decir verdad los mayores halagos se los llevó Andy Serkis haciendo de simio. Prepara una nueva adaptación de El Mago de Oz.  

  Robert Pattinson (1983)

El chaval que tuvo un papel importante al lado de Harry Potter en una de sus aventuras, fuera de la saga Crepúsculo no ha conseguido tener el mismo tirón comercial, Agua para Elefantes o Recuérdame son la prueba. Veremos que pasa con Bel Ami y sobre todo Cosmópolis de David Cronenberg.

 Andrew Garfield (1983)

Compañero de Jesse Eissenberg también en La Red Social de David Fincher, ha sido el elegido para interpretar a Spiderman en la nueva franquicia que prepara Hollywood. Parece que esta nueva entrega quiere ser más oscura que la que se estrenó hace 10 años con Tobey Maguire. Puede ser el espaldarazo definitivo o bien el encasillamiento o enterramiento como le sucedió a Brandon Routh con Superman Reborn de Bryan Singer.

 Armie Hammer (1986)

Otro joven actor que sale de la cantera de Fincher en La Red Social. Este rubio guapete y alto que fue objeto de los pocos efectos especiales del film para simular que tenía un hermano gemelo, le veremos como el príncipe encantador en una de las nuevas adaptaciones de Blancanieves, Mirror, Mirror que dirige Tarsem en clave de comedia. Pero donde por lo visto hace un gran trabajo es en J Edgar interpretado por Leo Di Caprio y dirigidos por Eastwood. Se rumorea que podría ser el nuevo Llanero Solitario.

Joseph Gordon-Levitt (1981)

 Cuidadito con este otro joven que empieza a encadenar proyectos de grandes directores; acaba de rodar una vez más a las órdenes de Nolan después de Inception en la tercera parte Batman. Forma parte del equipo que ha reunido Quentin Tarantino en Django Unchained y próximamente se pondrá en manos de Spielberg en el biopic: Lincoln. Se dio a conocer con su papel en (500) Días Juntos hace un par de años.

Orlando Bloom (1977)

Tuvo su momento de gloria al estar en la cúspide con dos de las sagas cinematográficas más taquilleras de la historia: Piratas del Caribe, El Señor de los Anillos. Se tomó un pequeño respiro y ahora vuelve a la carga con El Hobbit, otro megaproyecto que prepara, como no podía ser de otra manera, Peter Jackson.

 Taylor Lautner (1992)

Al igual que Pattison, su compañero de Crepúsculo, busca intentos para huir del  encasillamiento. Con Sin Salida (Abduction) de reciente estreno y fracasó en taquilla, no ha pasado la prueba. 

 Jesse Eisenberg  (1983)

Papelazo en La Red Social, interpretando al multimillonario más joven de la  historia Mark Zuckerberg, Eisenberg acaba de trabajar en el proyecto anual de Woody Allen. Entre la comedia y el cine más intelectual, su rostro no creo que llegue a resultar especialmente atractivo para el gran público.

 Chris Pine (1980)

 Star Trek de JJ Abrams parecía que le iba a abrir las puertas, pero se quedó a medio gas. ¿Demasiada competencia? Hace poco lo vimos en Imparable al lado de Denzel Washington y tiene a punto de estreno This Means War al lado de Tom Hardy. Recordemos que protagonizó la ópera prima apocalíptica de los hermanos Pastor, Carriers (Infectados).

 Elijah Wood (1981)

Trabajando en proyectos más que interesantes desde niño (El Buen Hijo, The Faculty, Deep Impact, La Tormenta de Hielo) Aprovechó su oportunidad de Frodo en la trilogía de Tolkien y ahora está enfrascado por varios años en El Hobbit, parece un talentoso actor obligado al encasillado. Una lástima.

 Chris Evans (1981)

Sus inicios prometían: Sunshine de Danny Boyle, Cellular al lado de Kin Basinger y Jason Statham. Otro que se puede perder entre tanto superhéroe de comic. Fue uno de los 4 Fantásticos y este verano se enfundaba el traje de Capitán América que no funcionó como se esperaba. Ha probado también la comedia con Diario de una Niñera, Dime con Cuantos

 Veremos de aquí a unos años, hasta donde ha llegado la carrera de cada uno de ellos o si su incipiente estrella se apagará para siempre.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s