Directores españoles de los 90 con éxito ¿Abocados al olvido?

¿Se apaga el éxito de aquellos directores españoles que triunfaban hace una década? ¿Hay que dejar paso a una nueva generación de cineastas? ¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?

 Después de irrumpir en los 90 con Todo Por la Pasta, y destacar más tarde con Cachito, La Caja 507 y La Vida Macha, el director vasco Enrique Urbizu ha tenido un regreso triunfal después de 7 años con la brutal No Habrá Paz para los Malvados donde ha puesto de acuerdo a crítica y público con un género de cine poco habitual en nuestra cinematografía.

 Esto me lleva a reflexionar sobre una serie de directores que al igual que Urbizu gozaron de cierta popularidad en los 90 y cuyos trabajos eran siempre muy esperados entre la audiencia.  Realizadores españoles que tuvieron su época dorada pero que ahora sus producciones tienen muchas dificultades para hacerse un hueco en el complicado mundo de la taquilla en España. Muestra de que los tiempos van cambiando y la crisis va apretando.

1- Fernando León de Aranoa. Éste señor catalogado como director de películas del cine social, encandiló al público con sus primeras películas: Familia, Barrio, Los Lunes al Sol y Princesas, consiguiendo una alta popularidad entre los espectadores. También obtuvo cierto prestigio con sus documentales. Pero la pobre taquilla de su último trabajo Amador, parece demostrar que está perdiendo el gancho con la audiencia. ¿Tendrá que cambiar de género? ¿Tendrá que volver a la comedia ácida de su ópera prima? ¿Se dedicará por completo al género documental?

2- Emilio Martínez Lázaro. Se acaba de pegar un batacazo en taquilla con La Montaña Rusa donde repetía con actores que protagonizaron sonados éxitos: El Otro lado de la Cama y su secuela. Con Las 13 Rosas mantuvo el interés del público, pero después de su “montaña rusa” muy jugoso tiene que ser su próximo proyecto para recuperar el prestigio. No olvidemos que es responsable de míticas comedias románticas como Amo tu Cama Rica y Los Peores Años de Nuestra Vida, con Ariadna Gil.

3- Alex de la Iglesia. Es el caso más notorio y preocupante. Considerado uno de los estandartes de nuestra industria desde que irrumpió en el mercado con El Día de la Bestia, sus estrenos han sido siempre muy esperados: Perdita Durango, La Comunidad, Crimen Ferpecto después de Los Crímenes de Oxford que obtuvo una magnífica recaudación en taquilla parece que ha llegado su punto de inflexión. Ya con su Balada Triste de Trompeta estuvo muy por debajo de lo esperado y La Chispa de la Vida lo acabó de rematar. Su conexión con el público es cada vez más distante y posiblemente… tensa.   

4- Julio Medem. Otro caso muy llamativo. Con un estilo poético y muy propio, empezó a llamar la atención con Vacas y La Ardilla Roja, luego vino la ambiciosa Tierra para hacerse un hueco en la industria con Los Amantes del Círculo Polar y sobre todo Lucía y el Sexo. Su polémico documental La Pelota Vasca fue un éxito pero eso no evitó que se ganara varios detractores que le han crucificado. Prueba de ello han podido ser Caótica Ana y Habitación en Roma, que recibieron muy malas criticas y el público le dio la espalda.

 

5- Manuel Gómez Pereira. Rey de la comedia española de los 90: Salsa Rosa, ¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?, Todos los hombres Sois Iguales, Boca a Boca, El Amor Perjudica Seriamente la Salud, Entre las Piernas. Pero llegó el batacazo de Desafinado y desde entonces se ha ido desinflando: Cosas que hacen que la vida valga la pena y Reinas. Estrenó hace poco El Juego del Ahorcado, con claras intenciones comerciales, un melodrama que explotaba la imagen de dos guaperas como Álvaro Cervantes y Claro Lago, pero fracasó en taquilla. 

 

6 – Mariano Barroso. Nunca ha sido un director especialmente taquillero. Éxtasis, Los Lobos de Washington, Kasbah ha pesar de contar historias potentes no fueron grandes éxitos taquilleros pero gozaron de cierta popularidad entre un sector del público. Volvió más tarde con el cine negro Hormigas en la Cabeza y recientemente estrenó Lo Mejor de Eva con Leonor Watling y M.A. Silvestre, un fracaso con aire televisivo, donde por lo visto lo mejor erala Watling.

 

7 – Daniel Calparsoro. Debutó con Salto al Vacío y completaron su particular trilogía Pasajes y A Ciegas, le siguieron Asfalto, Guerreros, Ausentes. Tampoco ha sido un director especialmente comercial pero sus trabajos no han pasado desapercibidos para los cinéfilos y han sido destacados a nivel internacional. Ha contado con importantes nombres de nuestro cine como Nawja Nimri a quién dicen que descubrió, Eduardo Noriega, Juan Diego Botto, Jordi Mollá, Ariadna Gil. En estos momentos prepara Invasor con Alberto Amman, Antonio de la Torre y Karra Elejalde. Puede ser un buen pelotazo.  

 

8 – Vicente Aranda. Aparte de ser un director veterano de nuestro cine, no hay que olvidar que hace una década sus trabajos gozaron de una estupenda salud de cara a la taquilla: Amantes, La Pasión Turca, Libertarias, Juana La Loca, Carmen… pero a fue partir de Tirante El Blanco, cuando comenzó su caída en picado. (Canciones de Amor en Lolita’s Club, Luna Caliente)

 

9 – Bigas Luna. Al igual que su compañero barcelonés experto en dotar de erotismo sus historias, ha gozado de cierta notoriedad con sus éxitos desde Jamón, Jamón descubriendo al trío Bardem, Cruz y Mollá, pasando por Huevos de Oro, La Camarera del Titanic, Volavérunt, y Yo soy la Juani, pero fracasó estrepitosamente con Didi Hollywood con Elsa – “veneno taquilla”- Pataky. Parece que quiere remontar el vuelo con una costosa producción catalana de terror y aventuras en la que se encuentra trabajando.

 

10 – Montxo Arméndariz, director muy respetado por la crítica, fue responsable de uno de los primeros grandes éxitos del cine español de los 90: Historias del Kronen, se fue consolidando con Secretos del Corazón, Silencio Roto y Obaba donde siempre contaba con repartos muy atractivos y populares. Recientemente ha estrenado una historia con un tema peligrado con un reparto no menos interesante (Belén Rueda, Lluis Homar, Michelle Jenner) No Tengas Miedo, pero ya sea por la dureza de la propuesta – abuso infantil, puesta en escena o distribución, no ha llamado la atención de los espectadores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s