Festival de Cannes – JAGTEN de Thomas Vinterberg

Thomas Vinterberg alcanzó la popularidad hace más de diez años con su opera prima Festen (Celebración), título que inauguraba oficialmente el Dogma 95, aquella corriente cinematográfica nórdica que ha despertado alabanzas y críticas a partes iguales. Su film, estrenado en Cannes, cosechó grandes aplausos del público y confirmó un talentoso director a tener en cuenta para el futuro. Tras consolidarse en el panorama internacional con sus largometrajes Is All About Love y Submarino, nos llega Jagten que significa en danés Caza, en alusión a la práctica que realizan un grupo de amigos cuarentones en su tiempo de ocio. Esta actividad no tiene especial relevancia en la historia aunque se podrían encontrar varias interpretaciones después de su visionado. Lucas, el protagonista, interpretado por un carismático Mads Mikkelsen (malote en el Bond Casino Royale así como secundario de varias superproducciones de lujo como Furia de Titanes o Rey Arturo sin olvidarnos de su papel en la producción española Torremolinos 73) realiza un excelente trabajo como padre y profesor en una guardería, que tiene que hacer frente a la ola de violencia y rechazo que se le viene encima por parte de los habitantes de la comunidad, cuando una mentira inocente de una de sus pequeñas alumnas se expande como la pólvora.

Vinterberg rueda con solvencia, cámara en mano como él sabe pero evitando bruscos movimientos de cámara, emplea un uso adecuado de la fotografía  y una ausencia de música. Los acertados y veraces diálogos en boca de grandes actores nos van metiendo paulatinamente en la historia, hasta que la mentira reconcorosa de la cría desencadenará rápidamente la aversión de la población al señalar al pobre Lucas como pedófilo, un repugnante estigma que le costará sacarse de encima a pesar de intentar probar a toda costa su inocencia.

 Empatizamos con este profesor amable y cálido, esforzándose en encauzar su vida, separado y con un hijo adolescente. Sentimos rabia y frustración por su desgracia. Queremos atravesar la pantalla y gritar en su defensa. Desde el principio, Vinterberg  – lúcidamente – no deja lugar a la duda sobre su inocencia pero tampoco señala directamente a verdugos y culpables. La niña que provoca el tormento del protagonista carece de maldad pero la mentira como debilidad humana se hace presente teniendo consecuencias prácticamente irreparables para una sociedad que necesita cabezas de turco. Una reacción de la niña muy genuina, que contradice el famoso dicho que dice que “sólo los niños y borrachos dicen la verdad”. Los habitantes del lugar reaccionan de forma consecuente ante semejante individuo, de una manera muy parecida a cómo reaccionaríamos cualquiera de nosotros si nos enfrentáramos a un enfermo que ha cometido repugnantes actos. Es por ello que éste planteamiento de doble realidad que nos expone el director danés hace que la propuesta sea compleja y rica en matices. Donde no hay verdaderos culpables y todos son víctimas de acciones humanas, incontrolables y viscerales.

El epílogo abierto y misterioso deja entrever un abanico de lecturas y debates sobre el perdón, la culpa, el odio y sobre como los vestigios que perduran en el tiempo. 

TRAILER

Anuncios

2 comentarios en “Festival de Cannes – JAGTEN de Thomas Vinterberg”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s