Arnold siempre ha estado ahí

Acabo de meterme entre pecho y espalda las casi 700 páginas de la autobiografía de Arnold Schwarzenegger. Entiendo que haya gente que lo considere un ejercicio supremo de masoquismo, pero es indudable que el protagonista de Terminator es una figura clave en el cine de los últimos 30 años.

Mientras la leía, trataba de recordar la primera vez que vi una peli de Arnie, probablemente Conan a principios de los 80. Y recuerdo claramente el visionado de una copia pirata de Terminator en Perú, mientras todavía estaba en los cines. El caso es que, con mínimas excepciones, la taquilla le ha sonreído en una racha increíble de éxitos.

 El libro repasa las diferentes etapas de la vida del actor (?), desde su infancia austriaca, sus primeros contactos con el ejercicio físico, su servicio militar y su decisión de convertirse en culturista profesional. Llama la atención su obsesión por recalcar una y otra vez su fascinación por Estados Unidos.

 Tras ganar diferentes competiciones culturistas, y ya convertido en una montaña de músculos, Arnie emprende su sueño americano, aprende inglés, invierte en suelo, va a la universidad y comienza a interpretar pequeños papeles, hasta que Conan se cruza en su camino, rueda en España y comienza a escalar la montaña del estrellato. Por esas casualidades inauditas, incluso gana un Globo de Oro por su papel en Músculos de acero.

 Foto: entre el exjugador de baloncesto Wilt Chamberlain y el luchador André el Gigante, en el plató de Conan: una de las escasas ocasiones en las que Arnold parece pequeño.

Lo demás es conocido y la superestrella da paso al gobernador de California, para más INRI casado con una Kennedy. La faceta política es la parte más plúmbea del libro, que se corona con la confesión de los cuernos que concluyen con el nacimiento de su hijo ilegítimo y la ruptura de su matrimonio. Para los adictos al cotilleo, pueden saltarse 650 páginas e irse directamente al último capítulo.

 Llama la atención su visión de la vida: tiene claro que su destino vital era triunfar y forrarse y las pocas veces que falla, como en los casos de la cadena de restaurantes Planet Hollywood o en películas como El último gran héroe o Red Sonja, por supuesto que la culpa es de los demás y nunca suya. Excepto en la infidelidad, claro. Y respecto al uso y abuso de esteroides y demás drogas dopantes, se pasa de puntillas con una naturalidad pasmosa.

 En los agradecimientos, el ex “Governator” agradece a sus negros la colaboración en la redacción del libro, un gesto que es de agradecer en este tipo de obras. Además, cada etapa de su vida está profusamente ilustrada, lo que ayuda a situarla en el tiempo. Y anuncia el rodaje de nuevas películas (una con Stallone), lo que garantiza que tendremos al “Roble Austriaco” para rato. Aunque convendría que alguien le dijera que dejara de estirarse la cara y teñirse el pelo tan mal.

Título: Desafío Total, mi increíble historia

Autor: Arnold Schwarzenegger

Editorial: Martínez Roca

Páginas: 696

Precio: 24,95 euros

Recomendable para: además de fans de Arnie, para culturistas en busca de inspiración, creyentes en el sueño americano, y estudiosos de casos políticos excepcionales.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s