En la Casa, el pasatiempo del observador morboso

No he visto gran cosa de François Ozon (Swimming Pool) pero cada vez que tengo la oportunidad de echarle un vistazo a alguno de sus trabajos entiendo por qué ha llegado a la categoría de director de culto dentro de la prodiga industria del cine francés. Denominado como enfant terrible del cine galo, el director que se ha mantenido en la palestra a lo largo de varios años siempre ha gozado del abrazo de la crítica. Tras “adentrarnos” enEn la Casa, galardonada con la Concha de oro en San Sebastián, uno entiende el por qué de los elogios que recibe y percibe el talento de Ozon como guionista y narrador de historias.

Nos encontramos ante un film trabajado a conciencia, muy hilado y con grandes interpretaciones, un guión que debería ser analizado por varias escuelas por su estructura, sus diferentes líneas narrativas y su acabado final. Se nota que Ozon es un director apasionado en el arte de contar y de querer en todo momento empatizar y conectar con el espectador. Comienza la película (eficaz banda sonora en los créditos iniciales) y con un par de escenas nos metemos de lleno en la historia de éste profesor algo arrogante que se deja seducir por la escritura de uno de sus alumnos y decide ayudarle y apoyarle con el fin de que crezca y se desarrolle como escritor. A partir de aquí varias son las razones que nos inducen a pensar del por qué de su empeño en ayudarle dejando entrever que en realidad podría estar realizando un ejercicio de autoayuda para superar su propia frustración como el escritor que no fue.

Fabrice Luchini (Las Chicas de la 6ª Planta) y Kristin Scott Thomas (La Llave de Sarah) encajan perfectamente como pareja aburrida y acomodada de clase media alta, que se encuentran en un momento crucial de sus vidas desde el punto de vista personal y profesional, conscientes de que pocos retos más les quedan por afrontar y sabiendo que han llegado a lo máximo que podrían aspirar. Parece que se quieren o que necesitan quererse para no sentirse que han fracasado en su vida sentimental y justificar todos esos años en pareja. El adolescente enigmático, (todo un acierto de casting), interpretado por el joven actor Ernst Umhauer clava sus expresiones faciales y transmite seducción y desconfianza a partes iguales. En ocasiones me pareció que podría formar parte de algún macabro personaje salido de la mente de Michael Hanake.

Curiosamente la película es una adaptación de una obra teatral de Juan Mayorga, El Chico de la Última Fila. Digo curiosamente ya que no es habitual que directores de cine franceses recurran a textos de obras modernas de dramaturgos españoles.

El cruce de sensaciones que nos deja Ozon durante todo el metraje es magistral; pasamos de la comedia, al drama psicológico con una inusual facilidad jugando siempre con la metaficción de la narración dentro de la narración (ecos flagrantes a Woody Allen).Estamos tensos, expectantes y ansiosos por conocer el desenlace aunque sepamos que la cosa se puede ir de las manos. Sonreímos a medida que vamos siendo testigos de la trampa en la que va cayendo el profesor dominado sutilmente por su alumno.

Puede que el nudo final no colme totalmente mis expectativas, que no me resulte especialmente convincente y verosímil, pero ante tal planteamiento de ideas y con un guión tan robusto, esto se convierte en un mero detalle.

A todos, en mayor o menor medida, nos gusta saber de los demás, ya sea para chismorrear, como objeto de análisis o por el simple hecho de compararse. Buscamos esa comparación con el vecino de al lado para subir nuestra autoestima. Somos espectadores y al mismo tiempo actores de una obra de teatro que forma parte de la vida y la mejor manera de disfrutar de ella es contando y escuchando historias y dejarse llevarse por nuestra imaginación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s