Berlinale – Todo gira en torno a la Deneuve

Su directora, Emanuelle Bercot, lo dejó bien claro en la rueda de prensa: “He hecho ésta película por ella“, “Es la única razón por la cual este film ha sido concebido“. Después de escuchar estas palabras de la realizadora del film Elle s’en va, – que viene a traducirse en castellano Ella se va,  uno entiende el flojo guión de ésta road movie que arranca de forma prometedora cuando una mujer pasados los sesenta, decide coger el coche para intentar superar la tristeza de sentirse abandonada por su amante. Durante su viaje tendrá la ocasión de reestablecer sus lazos familiares y ahondar en  sus fracasos sentimentales y volver a sentirse una mujer amada y considerada. 

La Deneuve, es la Deneuve, un mito del cine europeo, una mujer que ha trabajado a las ordenes de Buñuel (Belle de Jour), Polanski (Repulsión) o Truffaut (La Sirena del Mississippi),  merece un cierto respeto y está muy bien que ayude a directoras a carburar sus proyectos los cuales sin su presencia costaría ver la luz, pero creo que se podían haber esmerado un poco más en su disposición en querer atraparnos en su narración. Aunque su puesta en escena es acertada y varias situaciones resultan logradas, nos impregnamos de ese ambiente campestre bretón con esos personajes característicos del interior de la Bretaña, su dirección me resulta a veces incoherente y confusa en ese intento de mezclar cine semi documental con drama intimista. La directora va buscando su estilo, muy legítimo, pero no acaba por definirse y se pierde en su propósito.  Nos cuesta estimularnos por la historia, sentimos vago interés en saber como desembocará la búsqueda de ésta ausente, ingenua y egoísta mujer. No nos provoca, ni nostalgia, ni curiosidad, ni comicidad.

 jd20130216_deneuve01fEstamos de acuerdo que una mujer que sale en cada plano, no siempre tiene por qué llegar a agotarnos, pero a la Deneuve se la ve poco implicada, se pasea en pantalla logrando que saquen lo mejor de su perfil, gestos y poses. Siempre tenemos la impresión de ver a la actriz, nunca a su personaje. En definitiva un film por y para el lucimiento de ésta diva, que desde que entró en la sala de prensa y se colocó sus gafas semi oscuras, dio la impresión de estar demasiado curtida para estas corridas, acostumbrada a enfrentarse a las (algunas) ridículas e interminables preguntas de los periodistas de medios internacionales allí presentes. ¿Buscarán su momento de gloria en su “tête à tête” con una de las musas del cine francés?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s