Cuando los actores y las actrices cantan: Aciertos y horrores

Por Xavi Granda

Los actores de Hollywood a veces se creen hombres del renacimiento y apuestan por el “crossover” musical. Bien es cierto que la formación actoral en EEUU incluye canto y puesta en escena de musicales, con lo que pueden verse buenos ejemplos como la última versión de Los Miserables. Pero, en otras ocasiones, la falta de asesoramiento de un buen A&R o la corte de aduladores impide el desastre. Veamos unos cuantos ejemplos, escritos a vuelapluma.

soloDiosloSabe

Robert Mitchum, king of cool. Leí hace un par de meses este estupendo artículo del maestro Diego A. Manrique. Rodando a mediados de los 50 en Trinidad y Tobago Solo Dios lo sabe, se enamoró de los sonidos calipso y, tras la estela de Harry Belafonte, grabó un disco muy divertido; puro cocktail music que merece una escucha. También se atrevió, diez años después, con hits country con músicos de la órbita Dylan. Un tipo inquieto, sin duda.

Jeff Bridges es, probablemente, el actor vivo que más admiro. Ha sacado dos discos: Be here soon (2000) y un álbum homónimo que apareció en 2011. Este último, grabado a rebufo de su merecidísimo oscar por Crazy Heart, está producido por el enorme T Bone Burnett, al que conoció hace 30 años, en la fallida La Puerta del Cielo, cortesía de Mr Cimino. Este fue el primer single, lástima que no haga giras por España (y sí las haga Kevin Costner):

Don Johnson fue, hace muchos años y antes de que Tarantino lo haya recuperado, una superestrella de la tele gracias a Miami Vice y grabó discos de éxito como este Heartbeat, que llegó al puesto 5 de las listas estadounidenses. Y un fugaz romance con Barbra Streisand incluso propició este dúo, que supongo que ella todavía lamenta. De los intentos musicales que hizo su compañero de serie Philip Michael Thomas mejor no hablamos.

Kevin Bacon es otro actor enorme y lleva toda la vida cantando con su hermano mayor Michael. Desde 1995 se lo toman más en serio y han grabado desde entonces cinco discos, un directo y han editado un recopilatorio. Es una pena que no pasen por España, yo seguro que iría a verlos. Esta es su web: http://baconbros.com/ y aquí están algunas de sus excelentes canciones:

Sigamos con otro ejemplo excelso que sortea el abismo de caspa en el que han caído otros: Tim Robbins dirigió y protagonizó hace 21 años la estupenda sátira Ciudadano Bob Roberts, en la que cantaba “hits right wing” antológicos como este:

Sin embargo, no fue hasta hace un par de años que se animó a grabar por fin un disco y salir de gira con el nombre de Tim Robbins and the Rogues Gallery Band. En el caso de Robbins, está claro que su vocación es genética: su padre era el cantante folk Gilbert Lee Robbins y su madre la actriz Mary Robbins.

Bruce Willis también aprovechó el tirón de la tele para grabar un disco nada menos que en Motown y con canciones de –agárrense– Ry Cooder, Leiber, Pomus y Stoller, Allen Toussaint y John Barry y colaboraciones de Booker T y los Temptations. El álbum, que tuvo bastante éxito en su momento, se titulaba El retorno de Bruno, porque supuestamente Willis cantó en Woodstock con ese pseudónimo. Aunque nadie le recuerda. Este “jitazo”, en el que canta con un hilito de voz muy diferente al de Ramón Langa, se lo escribieron Luther Ingram y Mack Rice. Un par de años después, en 1989 sacó otro LP que pasó más desapercibido.

Ellas también…

Hay casos muy curiosos en el campo femenino como el de Kirsten Dunst, que ha versionado a unos clásicos new wave como The Vapors (ésta canción lleva aparejada una leyenda urbana sobre un supuesto mensaje oculto):

Scarlett Johansson editó un primer disco en 2008 de versiones de Tom Waits con luminarias como Bowie, Yeah yeah yeahs o Greg Calbi y en 2009 un segundo a medias con Pete Yorn. E incluso se atrevió a versionar con su voz ronca al gran Jeff Buckley en la banda sonora de Qué les pasa a los hombres:

Juliette Lewis se ha convertido en una punk de manual, con pluma y todo, con cuatro LP’s y nombres de grupos tan evocadores como The Licks (los lametones):

Milla Jovovich editó hace casi 20 años un disco llamado La Divina Comedia, con videoclip inspirado en Maya Deren. Ignoro si sus fans esperan el segundo LP, en el que supuestamente lleva trabajando años. Aunque hay que reconocer que tiene una voz interesante, con ecos de Kate Bush y Cocteau Twins:

Una pequeña debilidad para terminar: esta es, probablemente, mi interpretación favorita de un clásico, nada menos que de Marvin Gaye. El protagonista es Jack Black en Alta fidelidad:

Mr Black tiene un vozarrón y, a poco que se lo tomara en serio, podría grabar un disco estupendo. Aquí está haciendo el indio en un reality, versionando a Seal que incluso entra en el juego:

Bonus track: Otro día hablaremos de aberraciones como David Hasselholff, Kevin Costner, Steven Seagal o Russell Crowe. O casos tan infrecuentes como Jared Leto, que ha abandonado su carrera en el cine para centrarse en su grupo canta-himnos 30 seconds to Mars:

o Hugh Laurie, que se ha dado el gusto de grabar el disco de blues que le ha dado la gana y con quien le ha dado la gana tras hacerse multimillonario gracias a House:

Y, en el campo español, hablaremos de casos como Luis Tosar, Nancho Novo y sus Castigados sin postre y Antonio Banderas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s