La Mejor Oferta, todo se puede falsificar…

“Siempre hay algo auténtico oculto en toda falsificación.”

Vale la pena…

– Porque… Así de primeras es casi imposible que un film protagonizado por una bestia parda de la interpretación como Geoffrey Rush (Oscar en el 1996 por Shine) donde también interviene un enorme Donald Sutherland, no tenga al menos un mínimo de interés y calidad.

– Porque… Creo que Giuseppe Tornatore llevaba algo perdido últimamente (La Leyenda del Periodista en el Oceáno, Malena). Su último trabajo le devuelve a la palestra (ha sido uno de los films más taquilleros en su país de origen). No es Cinema Paradiso, (ojo se estrenó en el 88), los tiempos cambian pero creo que Tornatore se ha sabido adaptar y conseguir un film esmerado y audaz. Ya por eso merece la pena.

– … Por su manera de contar una historia que te mantiene viva la curiosidad hasta su desenlace (y aún así uno todavía se queda con varias incógnitas). Posee un giro de guión, si. Y seguro que más de uno se lo puede oler mucho antes de la resolución pero está rodada de una manera tan elegante y eficaz y contiene unas interpretaciones tan potentes que te atrapa y te mantiene en vilo hasta el final.

– … Por tratarse de un thriller atípico e inusual, con una buena estructura y uso del montaje, sencillo y efectivo, para un guión currado que quiere ser férreo, pero al que se le ven ciertas grietas las cuáles aunque no adolecen por completo el resultado final, si que pueden llegar a dejar un regusto amargo.

– … Por el descubrimiento de una joven y prometedora actriz holandesa como Sylvia Hoeks de extraña y magnética belleza y cuya voz es un claro ejemplo de la herramienta primordial que es dicha cualidad en el trabajo de un actor. También a destacar un solvente y ajustado Jim Sturgess (Un Amor entre dos Mundos, One Day) alejado de sus trabajos convencionales y que mantiene el tipo en sus secuencias con Rush (que no es poco).

– Inteligente y sutil juego de géneros tanto en el guión como en su puesta en escena. Parece que a veces nos deslicemos del suspense al drama romántico e incluso a veces dudamos si estamos ante un thriller psicológico o fantástico.

 

 

 Pero…

– Posee un guión con ciertas trampas y podría resultar en varias ocasiones demasiado inverosímil debido al cúmulo de circunstancias y casualidades que van aconteciendo.

– Que te deje dudando y reflexionando al salir de la sala por cómo se han resuelto dichas triquiñuelas puede ser un buen y mal síntomas a partes iguales, sobre el resultado de la cinta.

– Puede decepcionar a aquellos que esperen una gran historia de amor, profunda y trascendental. Repito no es Cinema Paradiso. Se queda en una mero film de género bien narrado pero resumido en simplemente un par de conceptos, aunque bien manejados eso sí. ¿Hasta que punto el amor puede llegar a cambiar a una persona?

– El tema sobre el arte de falsificar y las obras de arte originales, que gira constantemente alrededor de toda la cinta, está bien ideado pero se queda como una mera excusa efectista circunstancial para enlazar todo relato. En ese caso me convenció más como lo llegó a articular Kiarostami en la fantástica Copie Conforme.

Curiosidad: Es cuánto menos curioso, ver la opción casual o no, en la elección del poster promocional de la película en España comparado con el afiche de un pequeño clásico del thriller de suspense, The Game de David Fincher, con la que por cierto guarda bastantes paralelismos en su trama. Juzguen ustedes mismos.

lagranofertacartel

1997-the-game-poster2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s