Antes del anochecer, porque el amor puede durar décadas…

Si hoy nos encontráramos por primera vez en un tren, ¿Te pondrías a hablar conmigo?, ¿Me pedirías que me bajara contigo? (Céline Wallace)

Vale la pena…

– Porque la atmósfera romántica del atardecer consigue envolverte tan rápidamente que es casi imposible no dejarse seducir por la historia.

– Que una película centrada únicamente en los diálogos y reflexiones de un matrimonio cuarentón sobre su propia relación de pareja, consiga mantenerte el interés, tiene su mérito. Son dos o más personas que hablan y discuten a lo largo de un día. No hay más.

– Embriagadora la increíble química de dos actores que hemos visto crecer en pantalla como Ethan Hawke (El Club de los Poetas Muertos) y Julie Delpy (Killing Zoe), ya que consiguen que no desconectemos prácticamente en ningún momento durante sus largas conversaciones, divagaciones y reflexiones invitándonos a bucear al interior de su relación y empatizar plenamente con su vida de pareja y crisis matrimonial.

– A diferencia de algunos de los últimos títulos de Woody Allen dónde parece que percibimos más bien un homenaje en forma de postal a la ciudad dónde rueda, aquí su director Richard Linklater, prefiere centrarse en el reto interpretativo de su pareja y en las largos planos secuencias que mantienen. Aún así el paisaje, los escenarios y la luz de la isla griega constituyen elementos primordiales para que el ambiente te atrape.

– Les hace estos comentarios alguien que tiene pendiente de visionar las dos primeras entregas de esta singular trilogía romántica (convertida ya en un clásico) pero que la ha disfrutado como segmento único. No considero imprescindible ver las dos primeras aunque es evidente que si se han visto las dos primeras, el visionado se goza de forma diferente.

Pero… 

– La química interpretativa es tan grande en la pareja que tengo la sensación que la peli decae en interés sobre todo en aquellas escenas donde interactúan con el resto de personajes locales.

– Puede que en algunas momentos, muy breves eso si, percibamos cierta artificiosidad en algunas situaciones y diálogos. Como si su recital interpretativo se hiciese un pelín largo y decayese por momentos. Aún así notamos muestras de gran profesionalidad en los actores cuando consiguen remontar con habilidad para que no perdamos el interés por el íntimo universo de la pareja.

before-midnight--Director

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s