EL NIÑO, POTENTE NARRACIÓN SOBRE LOS SUBMUNDOS DEL NARCOTRÁFICO EN EL ESTRECHO

– Aquí hay mucho dinero, eh… Aquí hay un montón de dinero… La cosa es querer…

– ¿Querer qué?

– Coño ganarlo

Vale la pena…

Porque El Niño es un thriller vibrante, sólido, bien empaquetado y narrado. Excelente producción, se nota que los responsables se lo han querido tomar en serio, asumiendo un nuevo reto, sin acomodarse en el éxito precedente de su Celda 211. No caben las comparaciones con ese film carcelario, Celda conmueve y sorprende, aparte de contener una bestia parda como Malamadre. El Niño está estupendamente bien narrada, te atrapa y te mantiene en tensión, pero la inmersión y empatía como espectador es más física que emocional.

Porque a pesar de que es una historia que no se detiene en los estados emocionales de sus personajes, es un film que nos habla sobre la lealtad, la amistad y la ambición. Individuos a cada lado de la ley, obsesionados por conseguir su objetivo, incasables en su lucha, que no dan su brazo a torcer, tenaces y perseverantes. Un planteamiento a lo Heat de Michael Mann, salvando mucho las distancias, claro está.

El cine español, cuando se lo propone, se pone las pilas; se atreve a rodar historias bien documentadas y con buena factura de producción, que reposan en férreos y poderosos guiones, y, sobre todo, en montajes ejemplares donde seguimos perfectamente las dos tramas que acaban por unirse.

Porque a pesar de que Mediaset, imperio que controla gran parte de los medios de comunicación en España, nos haya estado bombardeando con publicidad desde hace casi dos meses, su promoción parece ser que no ha sido en vano. Nos han querido vender un film que cumple sus expectativas, con claras ambiciones comerciales y que agradará a todo tipo de público. Un film que entretiene, seduce y nos mete de lleno en el submundo del narcotráfico del Estrecho; un tema, por cierto, poco explotado en nuestra cinematografía. Si Estados Unidos ha recurrido a este asunto en varias ocasiones, tomando como referencia la frontera mejicana, por qué no nosotros.

Un lujo ver a tres de los mejores actores españoles de la actualidad como Luis Tosar, Eduard Fernández y Sergi López, muy bien acompañados por Barbara Lennie, aunque es una lástima que esté algo desaprovechada. El cuarteto de jóvenes actores, con Jesús Castro a la cabeza, cumplen de sobras en sus determinados roles, hay gran química entre ellos, no desentonan, sus personalidades destilan vitalidad y espontaneidad, te llegan, y aunque no te conmueven especialmente entiendes sus motivaciones.

ElNiñoJESUS's

Mención aparte merecen sus asombrosas y realistas escenas de acción. Todo respira realidad, riesgo y fuerza. La preparación de dichas persecuciones marítimas habrán debido llevar su tiempo de rodaje; un montaje eficaz y currado a conciencia, que nos mantiene en tensión y sin perder detalles de las acciones que se suceden.

Pero…

Serán inevitables las comparaciones con Celda 211, en ese sentido puede salir perdiendo. Tampoco esperemos más de lo que es, un thriller vertiginoso.

El Niño apuesta en ocasiones por una vertiente demasiado comercial, donde deja paso al romance y a la pasión en forma de clip de publicidad. Licencia otorgada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s