Alcatraz en el cine

He tenido la infinita suerte de visitar la cárcel de San Francisco, uno de los escenarios más cinematográficos del mundo. Bautizada así en el siglo XVIII por el conquistador español Juan Manuel de Ayala por la cantidad de pájaros de este tipo, “La Roca” es un islote en medio de la bahía de San Francisco, con unas vistas extraordinarias de la ciudad.san francisco desde alcatraz

Foto de San Francisco desde la isla

Su privilegiada situación hizo que el ejército estadounidense construyera un primer fuerte para proteger los destacamentos de oro que empezaron a descubrirse en la fiebre de 1849. Posteriormente, se fortificó la batería de costa en la guerra civil y comenzó a utilizarse como prisión militar en 1933. En la época de los gánsteres se hizo famosa por albergar a Al Capone, y pronto el cine puso sus ojos en la isla-cárcel de la que era imposible escapar: además de los barrotes, las terribles corrientes y los tiburones (aunque no comen carne humana) contribuyeron a cimentar el mito.

Ya en 1937 se rodaron dos películas: Alcatraz Island y The Last Gangster, con Edward G. Robinson, un habitual del género. El goteo fue constante: El gánster y la bailarina en 1940 (con George Raft, otro clásico del cine negro, y Joan Bennett), San Francisco Docks, un año después, y Seven miles from Alcatraz en 1943. En 1948 se estrenó Train to Alcatraz y, en 1950, Experiment Alcatraz, una delirante producción RKO, con un mad doctor que se dedica a experimentar en humanos para curar enfermedades hematológicas.

9 pelis sobre alcatraz

Cuadro de la tienda de la cárcel, con las primeras nueve películas ambientadas en la cárcel

Quizá la primera de las películas rodadas allí, que es realmente famosa, es El hombre de Alcatraz, dirigida por John Frankenheimer en 1962, y que permitió dar un giro a su carrera a Burt Lancaster, con un papel en principio similar a sus habituales personajes de machote, pero que acaba convirtiéndose en un ejemplo de delicadez. Basado en un libro de éxito, cuenta la historia del preso Robert Stroud, que curó a un pajarillo en su celda, que la acabó llenando de diversas jaulas con aves y escribiendo manuales de enfermedades ornitológicas.

La realidad, como en tantas ocasiones, está alejada de la visión edulcorada del cine: cuando el turista llega a Alcatraz, la audioguía recalca que Stroud jamás tuvo pájaros en su celda, ya que estaban prohibidos, al estar confinado en el hospital: los pájaros los tenía en el penal de Leavenworth. Y se subraya que el agrio carácter del preso no tiene nada que ver con la caracterización de Lancaster, secundado por los enormes Karl Malden y Thelma Ritter.

Pero quizá la película que mejor refleja la cárcel es Fuga de Alcatraz, dirigida en 1979 por Don Siegel, con un inconmensurable Clint Eastwood, que encarna a Frank Morris, el superdotado preso que traza un plan de fuga que le permite a él y dos de sus compañeros –los hermanos Anglin– salir de las celdas, trepar al tejado, bajar a tierra y echarse a la mar en la improvisada balsa, hecha con impermeables cosidos. Los cuerpos nunca se encontraron y, en la visita a la cárcel, se alimenta la idea de que escaparon a Sudamérica (tenían cursos de español en las celdas). Hoy se muestran sus fotos y sus apariencias actuales, ya que siguen siendo buscados.

escapados de alcatraz

Foto de los presos fugados, ubicada en la entrada del comedor de Alcatraz

La película, pese a que el título es un puro spoiler, es una magistral muestra de cine carcelario, con un Eastwood que hiela la sangre y que, en un mano a mano con el alcaide, construye una interpretación que todavía hoy es recordada. Curiosamente, ya había visitado Alcatraz tres años antes en una de las entregas de Dirty Harry. Pese a la excelencia de la cinta, problemas legales erosionaron la relación entre Siegel e Eastwood y, aunque habían coincidido en cinco ocasiones, lamentablemente no volvieron a trabajar juntos.

Un dato curioso es que la cárcel se cerró poco después de la fuga, aunque en la visita se reitera que este no fue el motivo, sino el gran coste que suponía tenerla abierta: la isla carece de agua, que tenía que ser llevada en barco. Cuando Siegel rodó Fuga de Alcatraz, tampoco había luz (los cables se habían deteriorado por el abandono), por lo que hubo que tirar 15 kilómetros desde el continente. Las visitas tampoco se suspendieron, lo que provocó grandes problemas en el rodaje, que acabó realizándose prácticamente en su totalidad de noche y así evitar interferencias.

Las celdas de los presos fugados se han decorado de la manera en la que estaban la noche que escaparon, incluidas las cabezas de cartón con pelo de la peluquería, que se situaron en las camas para simular que seguían durmiendo en ellas.

celda de escapado con cabeza de cartón

La primera película rodada tras el cierre de Alcatraz fue Point Blank, una gran muestra de cine negro dirigida por John Boorman, con un Lee Marvin que quita el aliento: es abandonado y dado por muerto por su socio –interpretado por John Verdon–, y que encima está liado con su esposa, la impresionante Angie Dickinson. La brutal venganza, una historia libremente basada en una novela de Donald Westlake,  tendrá lugar en la isla. Esta misma historia sería adaptada 30 años después por Mel Gibson en Payback.

La roca es uno de los últimos taquillazos rodados en la isla. Dirigida en 1996 por Michael Bay y protagonizada por Sean Connery, Nicholas Cage y Ed Harris, es el típico ejemplo de superproducción pirotécnica a-la-Bruckheimer con esos habituales chistes idiotas de los personajes mientras reciben lluvia de balas.

Un año antes, se estrenó Homicidio en primer grado, un dramón judicial basado en hechos reales y confeccionado a la medida de Kevin Bacon, que interpreta a un preso devorado por el sistema y que es defendido por Christian Slater. Le da la réplica Gary Oldman, como un pasadísimo alcaide, y completan el reparto William H. Macy, Brad Dourif y Kyra Sedwick, esposa de Bacon en la vida real.

El último blockbuster rodado allí ha sido X-Men, con una batalla final entre mutantes y Magneto entre la isla y el puente Golden Gate, que tuvo que ser reproducido en estudio. Posteriormente, se han rodado diversas series de televisión.

tienda dvds

Foto de diversos DVD de películas rodadas en la isla y que se venden en la tienda de la cárcel

Hoy Alcatraz es una de las mayores atracciones de la bahía de San Francisco, una de las imágenes más reconocibles de la historia del cine y un recuerdo de una cárcel inhumana que sigue causando asombro al visitante.

patio, poner al final

alcatraz 1

alcatraz 2

Foto del cartel y foto de la ciudad desde la cárcel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s