10 SONOROS RESURGIMIENTOS CINEMATOGRÁFICOS: ACTORES Y ACTRICES QUE DESAPARECIERON DEL MAPA PARA REGRESAR POR TODO LO ALTO

El reciente caso de Michael Keaton, como nuevo actor de moda y candidato solvente a llevarse el Óscar de la Academia de Hollywood por Birdman, me ha llevado a echar la vista atrás y hacer un repaso de aquellas estrellas o intérpretes del momento que vivieron su época de gloria y regresaron años más tarde por la puerta grande después de caer en el ostracismo.

Ya sea en una superproducción de la mano de un director de lujo, o bien con un destacado y reconocido papel, su aparición nos ha hecho rememorar su exitosa filmografía como artistas. Algunos aprovecharon el éxito de ese resurgimiento para mantenerse en el candelero, pero la mayoría no pudieron (o no supieron) mantenerse en la cima, volviendo a caer irremediablemente en el olvido.

Aquí van algunos ejemplos, a la espera de que haya algún papel o película (quién sabe) que pueda devolver a la palestra a personalidades de antaño como Kevin Costner, Meg Ryan, Eddie Murphy, Geena Davis, Uma Thurman, Steven Seagal, Debra Winger, Nick Nolte, Barbara Hershey, Rob Lowe…

trav

John Travolta. Uno de las reapariciones cinematográficas más memorables que se recuerdan. Su papel de Vincent Vega en el segundo largometraje de Tarantino se convirtió en todo un acontecimiento, hasta el punto que llegó a estar nominado como mejor actor principal, cuando su tiempo en pantalla no era superior al de su comparsa Samuel L. Jackson, cuyo impacto tampoco fue menor. Está claro que el buen amigo Quentin le echó un importante capote a la estrella de títulos como Fiebre del Sábado Noche (1977) o Grease (1978), quien comenzaba a arrastrarse en títulos de videoclub, mientras alimentaba su popularidad con la saga Mira Quién Habla (1989). Tras el exitazo que supuso Pulp Fiction, Travolta mantuvo su áurea de estrella interviniendo en películas como Cómo Conquistar Hollywood (1996), Cara a Cara (1997) y Operación Swordfish (2001), hasta el momento, que intenta reconducir su carrera en títulos prescindibles de acción como Desde París con Amor (2010) o Salvajes (2012).

KimBasinger

Kim Basinger. “Sex symbol” de los 80 (9 Semanas y Media, Cita a Ciegas, Nadine) y comienzos de los 90 (Análisis Final, Una Rubia entre dos Mundos). Su carrera comenzó a tambalearse con sonoros fracasos como Extremadamente Peligrosa (1993) o La Huida (1994), pero su “comeback” maravilloso, que sorprendió a todos, fue con su papel de “femme fatale” en ese film de aroma clásico de Curtis Hanson que es L.A. Confidential (1997), proporcionándole el Óscar a mejor actriz secundaria. Después la recordamos al lado de Eminem en 8 Millas (2002) o en Una Mujer Difícil coprotagonizada por Jeff Bridges.

michael-keaton-interview

Michael Keaton. Fue Tim Burton el que le brindó sus papeles más memorables como Bitelchús (1988) y, sobre todo, Batman (1989) por partida doble, catapultándolo como estrella internacional. Gracias a la adaptación de este clásico del cómic de Bob Keane, se revitalizó el género de superhéroes cinematográficos, que estaba anclado desde Superman (1978). Keaton intentó mantener su estatus con películas como De Repente, Un Extraño (1990), Mucho Ruido y Pocas Nueces (1993), Mis Dobles mi Mujer y Yo (1996) o Jackie Brown (1997). Últimamente, le habíamos visto aparecer como secundario en producciones prescindibles como Robocop (2014) o Need For Speed (2014). Pero Iñárritu le ha ofrecido un caramelo, creando un papel a su medida y devolviéndolo a la primera línea de la industria. Esperemos que le dure la buena estrella. Por ahora, se le empiezan a acumular los proyectos y el Óscar toca a su puerta.

mejorimposiblehelen

Helen Hunt. Con un importante recorrido a sus espaldas en series de televisión, su rostro ya era conocido para una gran parte del público, pero su papel en Twister (1996) acabó por lanzarla directamente al estrellato, encumbrándose un año más tarde con su Óscar en Mejor… Imposible (1997) al lado de Jack Nicholson. Cogió carrerilla a principios del 2000 con Cadena de Favores, Náufrago y En que Piensan las Mujeres, pero se terminó enredando en producciones de bajo calibre. Hasta que llegó su papel de terapeuta sexual en Las Sesiones y nos la devolvió a la palestra. La Academia se acordó de ella y le endosó una nominación al Óscar.

rourke-560

Mickey Rourke. Robert Rodríguez le ofreció un papel muy recordado en Sin City, pero fue Aronofsky, el director de Requiem for a Dream y Cisne Negro, el que dio la oportunidad de lucirse a un Rourke al que todos recordábamos por sus papeles en Nueve Semanas y Media (1986), aunque también había protagonizado pequeños clásicos como Diner (1982), La Ley de la Calle (1983) o Johnny el Guapo (1989). Pero tras El Luchador no supo solventar su carrera como estrella, aunque lo intentó de villano en Iron Man 2 (2010), pero ahí se quedó la cosa.

tom_berenger_

Tom Berenger. Nominado al Óscar como mejor secundario por Platton (1986) de Oliver Stone. Berenger, aunque nunca se había consolidado como estrella de Hollywood, se había labrado un hueco importante en la industria, sobre todo en los 80 y parte de los 90, llegando a protagonizar títulos importantes a las órdenes de reputados directores;  Ridley Scott en La Sombra del Testigo (1987), Costa Gavras en el Sendero de la Traición (1988), Oliver Stone le volvió a dar un papel en Nacido el Cuatro de Julio (1989),  Wolfan Petersen lo dirigió en La Noche de los Cristales Rotos (1991), Héctor Babenco en Jugando en los Campos del Señor (1991) o Robert Altman en Conflicto de Intereses (1998). Al poco tiempo, comenzó a perderse en series de televisión, hasta que Christopher Nolan le ofreció un destacado papel en su gran producción de ciencia ficción, Origen (Inception). Desde entonces, ha ido alternando televisión y algún que otro producto de cine de poca repercusión.

 PamGrier

Pam Grier. Aunque también es recordada su participación en el reparto coral de Mars Attacks! (1996) de Tim Burton, su nombre suele asociarse rápidamente al film Jackie Brown (1997) de Quentin Tarantino, director especialista en rescatar actores clásicos. Esta mujer afroamericana fue una actriz clave en el cine de los 70 dentro de la corriente blaxploitation, habiendo protagonizado films de acción baratos destinados al público negro y con grandes cargas de violencia. Sus títulos más recordados de esa época eran Coffy (1973), Foxy Brown (1974) o Sheba Baby (1975). Más tarde la vimos también en producciones masculinas y macarras al estilo A la Caza del Lobo Rojo (1989) con Gene Hackman y Tommy Lee Jones o Por Encima de la Ley (1988), dándole la réplica a ni más ni menos Steven Seagal.

Mi-primo-Vinny

Marisa Tomei. La ganadora del Óscar en 1992 por la comedia Mi Primo Vinny tuvo dos resurrecciones cinematográficas; la primera en el 2001 con el intenso drama familiar En la Habitación de Todd Field, y años más tarde acompañando a Mickey Rourke en El Luchador (2008) de Darren Aronofsky. Por ambos trabajos, su potente regreso se saldó con sendas nominaciones a los Óscar. Desde entonces, la hemos visto en algunas producciones interesantes, pero no ha mantenido el listón de esos dos brillantes papeles.

Reynolds

Burt Reynolds. Paul Thomas Anderson es otro maestro en rescatar rostros conocidos con la sorprendente aparición de Reynolds en Boogie Nights (1997), con ese mítico papel de productor de películas pornográficas en pleno auge de la industria. Muy conocido por su brutal papel en la violenta Deliverance (1972), también destacó en Rompehuesos (1974) de Robert Aldrich y Los Caraduras (1977). Otro mítico título por el que se le recuerda fue por Los Locos de Cannonball (1981). Coqueteo con el “spaghetti western” en Navajo Joe (1966) de Sergio Corbucci, y se paseó por la comedia musical en La Casa más Divertida de Texas, al lado de su por entonces pareja Dolly Parton. Anteriormente al film de Anderson pudimos verlo también al lado de Demi Moore en Striptease (1995), y algunos años más tarde dándole la réplica a Stallone en Driven (2001). Pero fue con el film de P.T. Anderson que volvió a ponerse en el panorama, obteniendo la única nominación al Óscar de su carrera.

Sunset Boulevard

Gloria Swanson. Remontándonos a la época del cine clásico, no podemos olvidarnos de uno de los “comebacks” más famosos de una actriz de cine. Swanson, estrella y diva por antonomasia del cine mudo, protagonista de títulos como La Reina Kelly (1929), La Intrusa (1929) o Indiscreta (1931), se vio obligada a retirarse debido al cambio brusco que supuso la llegada del sonoro. Pero años más tarde, Billy Wilder supo dedicarle un sincero homenaje con su papel de Norma Desmond en El Crepúsculo de los Dioses (1950), film que le valió su tercera nominación a la estatuilla dorada. Su última aparición para la gran pantalla fue en el film de catástrofes Aeropuerto 75 (1974).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s