DISNEY ENCUENTRA UN NUEVO FILÓN CON LAS ADAPTACIONES EN IMAGEN REAL DE SUS CLÁSICOS DE ANIMACIÓN

Disney, prácticamente el único gran estudio de cine que funciona como marca de calidad de cara al espectador, es un monstruo voraz con tentáculos muy alargados. Tras la compra de Marvel hace ya más de cinco años y del imperio de Lucasfilm para generar las secuelas de las sagas de Star Wars e Indiana Jones, ahora están encontrando el filón con las adaptaciones de sus clásicos de animación en formato de ficción.

Aunque son de sobra conocidas aquellas famosas adaptaciones que el tito Walt convirtió en películas animadas basándose en personajes legendarios como Robin Hood y Peter Pan, y que posteriormente otras compañías no tardaron en explotar en versiones particulares con actores de carne hueso, la factoría Disney se puso en serio a trabajar en este tipo de fórmula con 101 Dálmatas (1996) y su secuela 102 Dálmatas (102), donde sobresalía una desatada e histriónica Glenn Close (no podía ser otra) haciendo de Cruella de Vil. Pero no fue hasta el 2010 con Alicia En el País de las Maravillas de Tim Burton que los ejecutivos de Disney constataron el gran filón monetario que podían tener entre manos aprovechando el gran avance de las tecnologías digitales. Dicho estreno obtuvo un enorme éxito de taquilla, llegando a superar los 1.000 millones de dólares en el mundo.

101_dalmatians_1996

AliciaPaísDeLasMaravillas

Rápidamente, el resto de estudios de Hollywood se dio cuenta de que el tema de los clásicos animados podía ser más que rentable y se pusieron manos a la obra estrenando en el 2012 dos adaptaciones del primer clásico de la historia de Disney: Blancanieves y la Leyenda del Cazador y Blancanieves (Mirror, mirror), ambas versiones con tonos y propuestas muy diferentes entre sí, pero donde se les daba especial protagonismo a las reinas malvadas del cuento, interpretadas por actrices de la talla de Charlize Theron y Julia Roberts, respectivamente. Estrellas tan populares y admiradas como solventes.

blancanievesROBERTs-THERON

El peso que se les atribuía a las villanas de ambas cintas corroboró a los directivos de Disney la idea de que los malos de las películas suelen dar más juego que los héroes (situación que ya se estaba dando en las adaptaciones de Marvel), y para ello debían hacerse con los servicios de actores de renombre y elevar así la calidad de la producción. Y cuando le echaron el ojo a otro clásico como La Bella Durmiente, decidieron darle la vuelta y crear la historia desde el punto de vista de la bruja. Para ello, ficharon a otra gran diva del momento como Angelina Jolie, y la película Maléfica, gracias a una inteligente campaña promocional, se convirtió en otro gran éxito de público.

ANGELINA

La jugada les ha vuelto a dar resultado recientemente con Cenicienta, estrenada con éxito de crítica y público, otorgándole el rol de madrastra a otra respetada actriz como Cate Blanchett, aparte de contar con un director que por lo menos antaño era más que respetado, Kenneth Branagh (Henry V, Mucho Ruido y Pocas Nueces, Frankenstein de Mary Shelley).

0214_blanchett_cenicienta_cedoc.jpg_1853027552

La Warner no ha querido quedarse atrás y presentará este año su particular versión del niño que nunca quiso crecer en Pan, dándole especial importancia, una vez más, a los malvados de la función. Esta vez veremos a un actor al alza, Garrett Hedlund (Tron: Legacy, Invencible), en la piel de un joven Capitán Garfio, mientras que interpretando a Barbanegra tenemos a otro actor del calibre de Hugh Jackman.

Mientras tanto, la maquinaria de la factoría del ratón Mickey no descansa y se prepara para estrenar en los próximos años nuevas adaptaciones de La Bella y la Bestia, dirigida por Bill Condon (otro director de cierto prestigio al que le debemos Dioses y Monstruos), con Emma Watson y Luke Evans; Pedro y el Dragón Eliott, nueva versión de aquel film del año 1977 que combinaba imagen real y animación mucho antes de Roger Rabbitt, donde veremos a Bryce Dallas Howard, Robert Redford y Wes Bentley; dos versiones del clásico de El Libro de la Selva, la de Warner supondrá el debut como director de Andy Serkis (actor que daba vida a César en El Origen del Planeta de los Simios), y con las voces de Cate Blanchett, Benedict Cumberbatch y Christian Slater. Mientras, Disney prepara su versión dirigida por el responsable de Iron Man, Jon Favreau, con las voces originales de Scarlett Johansson, Idris Elba y Bill Murray, entre otros.

bella-y-bestia-magazinema

repor_peter-y-el-dragon_verde_little

imagen-el-libro-de-la-selva

También se rumorean otro títulos como Mulan, Dumbo o Pinocchio, y varios más que seguro que no tardarán en surgir…, teniendo en cuenta el avance en efectos digitales y la marca de entretenimiento que significa esta empresa en cuestión. Hasta que la taquilla no diga lo contrario, se seguirá explotando todo lo que se pueda estos clásicos de animación que tocaron a varias generación. La fórmula es bien sencilla: otorgar un jugoso papel a un actor o estrella internacional de Hollywood, intentar contar con un director de renombre que haya demostrado saber moverse, tanto en el cine comercial como en cine de corte más autoral, y luego darle un toque original a la historia, pervirtiéndola de la clásica narración que conoce el colectivo popular. Mientras la industria sepa jugar con estos tres elementos, seguramente tendremos películas Disney de carne y hueso para rato.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s