EL HOMBRE INVISIBLE: DEPP RETOMA EL FAMOSO PERSONAJE CREADO POR H.G. WELLS

A pesar de la presencia enigmática y sugerente del personaje, pocas han sido las adaptaciones cinematográficas del clásico de H.G. Wells, The Invisible Man, famosa novela de ciencia ficción originalmente publicada en 1897. Posiblemente debido a que su rol como actor queda relegado exclusivamente a la voz y no a su imagen en pantalla. Es gracias a esto también que dicha figura le podría encajar perfectamente al actor Johnny Depp, anunciado recientemente para protagonizar la nueva versión que prepara la Universal en el marco de su nueva iniciativa para unificar los monstruos clásicos del estudio en un universo compartido.

Últimamente vimos a Depp en una portentosa interpretación (y notorio maquillaje) en Black Mass, con la intención de alejarse de esos personajes bufones que le habían estado encasillando últimamente (Piratas del Caribe, Alica en el País de las Maravillas, El Llanero Solitario), los cuales comenzaban a saturar a las grandes audiencias. Es por ello que si asume este personaje pueda seguir manteniendo su status de estrella mientras dosifica su presencia en pantalla para resultar menos cansino.

johnny-depp-el-hombre-invisible-imagen-1-vwfew5645

La primera versión de El Hombre Invisible, y la más recordada por los cinéfilos, es aquella dirigida por James Whale en 1933, clásico de los estudios de la Universal Pictures, y obra maestra imprescindible del cine de terror con unos efectos especiales sorprendentes. Debido al gran éxito del filme, el estudio no tardó en sacar la secuela, The Invisible Man Returns (1940), protagonizada por Vincent Price, y el mismo año hubo también una versión con una mujer como protagonista, The Invisible Woman. Un par de años más tarde se estrenó The Invisible Agent (1942), que tenía como protagonista al nieto del famoso hombre invisible que aprovechaba su poder para espiar a los nazis.

el hombre invisible 2

Tras algunas apariciones del personaje en alguna que otra versión, que ha pasado más bien desapercibida, no fue hasta décadas más tarde cuando se retomó al famoso personaje en Memorias de un Hombre Invisible (1993), protagonizada por el cómico Chevy Chase y Daryl Hannah, quienes se pusieron a las órdenes de John Carpenter. Un simpático filme familiar que combinaba thriller, comedia y romance. Un poco más tarde fue  Paul Verhoeven el encargado de asumir una nueva versión, esta sí mucho más terrorífica, sin olvidar sus toques de erotismo, interpretada por el incombustible y pérfido Kevin Bacon en El Hombre sin Sombra (2000).

monstruos4

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s