Deadpool: la película más comiquera

Por Xavi Granda

Supongo que me hago viejo porque, aunque soy un fan moderado de los comics, no había apenas oído hablar de Deadpool (y no he leído ninguna de sus aventuras). Además, preferí no leer nada sobre la película, ni siquiera ver el tráiler. Así que entré en la sala de cine intrigado y, ya desde los créditos, vi que es una película diferente, con unos créditos que se toman a pitorreo el género y que te anuncian mucho de lo que vas a ver. Créditos sobreimpresionados con una escena a cámara lenta que quita el aliento.

Porque, aunque en parte Deadpool sigue las convenciones del cine de superhéroes, su grandeza es que dinamita el género desde dentro, con chistes bestias, alusiones autorreferenciales y unas dosis de mala leche nunca vistas (ha sido el estreno para adultos en EEUU más rentable de la historia, destrozando el mantra que estas películas son para adolescentes).

Uno de los mayores aciertos es la estructura de la cinta, con “flashbacks” y “flashforwards” que visten una trama que conocemos casi de carrerilla: presentación del personaje, cómo adquiere sus poderes, aparición del archienemigo, reclutamiento de aliados, cameo de Stan Lee, gran batalla final, fin. Y, pese a esta estructura tan manida, el resultado es divertido, fresco y diferente; sobre todo por el esfuerzo de un Ryan Reynolds que lo da todo como actor cómico y de acción, y además se ha involucrado como productor. En el resto del reparto, destacan la guapísima Morena Baccarin (Homeland) y el comediante T.J. Miller, que borda su papel como alivio cómico.

deadpool-gallery-05-gallery-image

Reynolds se ríe de todo, empezando por él mismo, y dispara chistes sin parar contra sus papeles previos en otras películas de este tipo, contra otros actores, contra películas de superhéroes, contra la propia Fox (que le recortó parte del presupuesto porque no terminaban de confiar en el proyecto), contra la manera en que Marvel vendió los derechos de sus cómics y contra cualquier faceta de la cultura popular que se ponga a tiro.

La película es obligatoria para los fans de Marvel, para los de las comedias con chistes de alto voltaje y para los que quieran pasar casi un par de horas divertidas. Ojo, porque quizá algunas de las alusiones sean difíciles de captar. Pero aun así, merece la pena la apuesta por un cómic adulto. Y a la vista está que el público demandaba una película de este tipo. Así que tendremos Deadpool para rato, toca reírse.

deadpool-tracast2-b

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s