TORO: A MEDIO GAS

Loable y digno producto de “thriller” español que sirve para vigorizar la industria del cine español y que bebe de multitud de referencias cinematográficas, desde el cine indie norteamericano hasta el género asiático, pasando por el cine negro.

La química entre los tres actores está conseguida y eleva el listón del filme. Aunque el que brilla con luz propia es José Sacristán, que parece estar viviendo una segunda juventud. Ojalá le sigan llegando ofertas de este calibre.
Sorprende que un libreto escrito a cuatro manos por guionistas como Fernando Navarro (Anacleto) y Rafael Cobos (La Isla Mínima) hayan resuelto un guión tan poco sólido, artificioso y tramposo.
Kike Maíllo presentaba como cineasta más señas de riesgo e identidad en Eva, su propuesta anterior, también realizada a partir de un guión ajeno. Aquí su nivel de competencia baja un peldaño, dejándose abrazar por un producto más convencional, a pesar de que se percibe el intento por mostrar su sello de autoría.
La producción es certera y está conseguida, aprovechándose de ese paisaje semiurbano de la Costa del Sol, y reconvirtiéndolo como si fuera un escenario de ciencia ficción con identidad propia.
Toro intenta aprovechar y explotar sus virtudes al máximo, y entendemos las intenciones de su realizador de llegar a un público palomitero, y por otro lado entusiasta del cine de Winding Refn (Drive, Only God Forgives). Pero la propuesta se queda en tierra de nadie, a medio gas, y acaba por desconcertar y dejar insatisfecho a ambos sectores de la audiencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s